Misiones Familiares 2008

26/12/2007

Queridos Hermanos en la Misión:

Del 27 de Enero al 1 de Febrero de 2008 se realizarán las X MISIONES FAMILIARES MARIANAS ARGENTINAS del MOVIMIENTO APOSTOLICO DE SCHOENSTATT, en la Provincia de Entre Ríos, en las localidades de SAUCE DE LUNA y en ALCARAZ. Un grupo de matrimonios, con sus hijos, y otros jóvenes de la ciudad de La Plata y alrededores, van a misionar en Familia y para las Familias, destinando parte de sus vacaciones a esta noble tarea apostólica. Su misión es la de llevar la palabra de Cristo y a la Virgen a cada una de las familias de esas localidades. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

AGRADECIMIENTO

22/12/2007

Queridos Hermanos en la Alianza:

En el día de ayer, por la tarde, con un sol radiante que preanunciaba la Navidad, despedimos al querido P. Horacio con la Santa Misa en una colmada Iglesia de Dios Padre y luego, con una sentida oración y cantos, en el Santuario de Sión. Lee el resto de esta entrada »


El Padre Horacio Sosa regresó a la Casa del Padre

21/12/2007

Queridos hermanos de la Familia de Buenos Aires:

Con profundo dolor les comunico que hoy a la mañana falleció el P. Horacio Sosa. Conocíamos la fragilidad de su salud pero nada hizo suponer este desenlace tan sorpresivo. Falleció de un infarto estando en la Casa de los Padres en Sión.

El P. Horacio se desempeñaba ultimamente como asistente sacerdotal del Instituto de las Familias y había servido en el Movimiento como asesor de la Obra Familiar, Madres, Juventud Femenina y Profesionales. Se destacó por su profundo conocimineto del pensamiento del Padre Fundador, especialmente en lo pedagógico, y por ser un muy buen confesor y consejero espiritual.

El buen Jesús lo llamó hoy para celebrar junto a Él la Navidad eterna en el Cielo y la eterna Alianza de Amor con la querida Mater.

Mañana, viernes 21, se celebrará la Sta. Misa en la Iglesia de Dios Padre a las 17 hs y luego será el entierro en el cementerio de Sión.

Unidos en la Alianza, desde el Santuario de Sión les mando mi bendición,

P. Javier Arteaga


CARTA DE ALIANZA – DICIEMBRE DE 2007

21/12/2007

“Un enorme árbol de navidad con luces de colores titilaba en medio de la muchedumbre y un Papá Noel cansado y sudoroso trataba de acaparar la atención de la gente para vender no sé qué rifa. Pronto sería Navidad. “Esperame un momento aquí, ya vuelvo”, le dije a mi amigo Juan, y lo dejé junto a una columna en el gran hall de la estación de trenes, al amparo de los ríos de personas que pasaban por allí a esa hora. Juan es ciego. Quería ahorrarle cruzar toda la estación y la larga fila en la boletería. Cuando miré para atrás lo vi parado, con sus párpados entornados; frente a él la gente pasaba indiferente, casi corriendo; un changarín con un carro lleno de maletas hizo una curva para no atropellarlo, y un canillita, después de ofrecerle un diario, pegó un rápido giro con cara de “¡perdón, no me di cuenta!”. Él estaba allí, parado, solo. Y yo lo miraba desde la distancia. Los ruidos y las voces de mil personas desconocidas no parecían tener para él ninguna importancia. Él esperaba. Era una espera llena de paciencia, confianza y recogimiento. Y su rostro… En el gesto de su cara no había ninguna duda de que yo no volvería. Traslucía un sereno resplandor de confianza en que sería nuevamente tomado de la mano. El estaba allí y esperaba sereno y confiado. Y mirándolo a él, comencé a entender el profundo sentido Adviento.” Lee el resto de esta entrada »