El regalo de tener un Padre de Schoenstatt en la parroquia

7b0969arg-parroquia-devoto010.jpg

VICARÍA DEVOTO, Cristina Mattar. “Lo queremos porque se lo ganó y ya lo estamos extrañando cuando le fijen su próximo destino. Será imborrable para todos su carisma, desde el párroco Eduardo Adrogué, con quien colabora incesantemente, como para cada uno de los miembros de este lugar”, dicen en la parroquia “San Rafael Arcángel”, del Vicariato de Devoto, Buenos Aires, al hablar del Padre Tomás Dell’Oca, Padre de Schoenstatt recientemente ordenado en el mes de agosto.El Padre Tomás Dell’Oca realizó su diaconado en la parroquia “San Rafael Arcángel” perteneciente a la Vicaría Devoto. Desde que llegó con su sonrisa y calidez fue conquistando los corazones de todos los fieles, con su conocimiento y compartires profundos y sencillos a la vez. Nadie quedó indiferente a su presencia y sólo deseaban poder acompañarlo con su oración y apoyo espiritual el día tan soñado, el de su ordenación sacerdotal.

El sábado 11 de agosto, día en que Monseñor Casaretto ordenó sacerdote a Tomás, partieron desde la parroquia, con alegría y emoción, familias, niños, jóvenes, en coches y dos micros, junto al Obispo Auxiliar Raúl Martín, el párroco Padre Eduardo Adrogué y el Padre Felipe que también está en la misma.

Junto a toda la familia de Schoenstatt, los fieles de la parroquia sintieron que un hijo, hermano, llegaba a la meta luego de años de formación y sólo les quedaba agradecer a Dios y a María Santísima estar viviendo este sueño hecho realidad.

Siempre dispuesto a colaborar

Ahora les queda seguir acompañando al Padre Tomás durante su sacerdocio, con su plegaria y cariño. El domingo 19 de agosto celebró su primera Misa en la parroquia. Concelebró con tres sacerdotes del Movimiento: el Padre Juan Pablo Catoggio, Padre Pablo Pol y Padre Pablo Mullín, junto al párroco y otro sacerdote de San Rafael Arcángel. Fue una gran fiesta. “Estábamos muy felices por el Padre Tomás y por nosotros que tuvimos la dicha de haber compartido sus días de trabajo diaconal y estos primeros días de recién ordenado”, comenta una misionera de la Campaña del Rosario. “Sabemos que su camino continuará donde Dios lo disponga, pero hasta Navidad disfrutaremos de esta bendición y le pedimos a nuestra Mater lo proteja en todo momento y siga siendo alegre, fiel y perseverante. Es un ser siempre dispuesto a colaborar y así lo hizo con la comunidad y con la Campaña, deseando conocernos desde el momento que supo había misioneras en esta parroquia. Siendo parte de la familia de Schoenstatt, sentimos que es un regalo de Nuestro Padre Dios y una bendición de su Providente Misericordia, haber enviado al Padre Tomás a esta comunidad y a nuestra Vicaría Devoto”.

El Padre Tomás cuenta con personas que lo recibirán con todo cariño cada vez que pueda regresar a compartir su “pastoreo” con esta comunidad y con la Campaña.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: