Una nueva ermita en San Cayetano

Antonia Goytiño de Mejías. El día 26 de julio, en el barrio Villa Trabe, de la ciudad de San Cayetano, en la Provincia de Buenos Aires, Argentina, fue inaugurada una ermita de la Madre tres veces admirable de Schoenstatt – de la “Mater” como se la llama habitualmente (del titulo en latín, Mater ter admirabilis). Ella quiso establecerse en la plaza de este humilde barrio.

Un número superior al centenar de personas se concentró en lo que será la futura plaza del asentamiento más humilde de esta ciudad cabecera. Estaban presentes integrantes de la comunidad de Schoenstatt de Adolfo Gonzáles Chaves, que donaron la mayólica con la imagen de la Mater, el párroco de la ciudad de San Cayetano, Padre Pablo Deiro, Monseñor Juan Carlos di Filippo, que bendijo la Ermita, el intendente municipal, Miguel Ángel Gargaglione, y otros autoridades y miembros de la comunidad de San Cayetano.

En primer término, integrantes del grupo folclórico Los Ponchos Argentinos procedieron a plantar un árbol, explicando Juan Carlos Blanco que “somos un grupo de amigos que nos hemos juntado hace más de treinta años, y que tuvimos la ventura de hacer un viaje muy grande, representando al país. Nuestro objetivo, en cada uno de estos lugares donde acompañamos procesos sociales, ha sido dejar un símbolo nuestro, y en este caso, como se trata de un espacio verde, quisimos hacernos presentes con cañas tacuaras”. Acto seguido, el cura párroco Pablo Deiro manifestó que “para la comunidad parroquial es una alegría muy grande estar compartiendo este comienzo de la Novena a San Cayetano. Esta imagen de la Virgen de Schoenstatt ha querido venir sola para este lugar, ya que primero tuvimos el deseo de hacer una ermita, y luego la gente de Adolfo Gonzáles Chaves nos donó esta mayólica”. Agregó una breve introducción a Schoenstatt y su origen en una capilla humilde en Alemania.

Más de setenta misioneros

Antonia Goytiño de Mejía afirmó que “a nuestra comunidad la Virgen llegó en 1989, y por estos días tenemos más de setenta misioneras, y otras cuatro en De la Garma, por lo que deseamos que pronto también surjan en San Cayetano”. Seguidamente agregó que las gracias y bendiciones de la Virgen son “el cobijamiento en la certeza de que Dios nos ama y que nunca nos dejará, porque siempre está dispuesto a recibirnos como hijos pródigos; la transformación interior, que consiste en ese amor a María que nos hace asemejarnos a ella; y el envío apostólico, que es el anhelo que surge en el corazón del que ha sido bendecido por Dios de que otros reciban esa misma bendición”.

Por último, el intendente Miguel Gargaglione, el cura párroco Pablo Deiro, la señora Antonia Goytiño y la vecina de Villa Trabe, Karina Vallejos, procedieron a descubrir el monolito que exhibe la imagen de la Virgen de Schoenstatt, tras lo cual monseñor Juan Carlos Di Filippo realizó una emotiva bendición de la mayólica, así como también de un ramo de flores y un rosario.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: