“Desciende a los caminos de nuestra patria”

Griselda Cajide. La Campaña del Rosario de la Virgen Peregrina de Schoenstatt de la ciudad de Resistencia, Chaco, partiendo del lema de la Familia de Schoenstatt argentina: “Con María, construyamos una patria para todos” inició las actividades de este año 2010, con un Encuentro de misioneros. Participaron misioneros de distintas localidades del Chaco: Barranqueras, Vilelas, Tirol, Colonia Baranda, del gran Resistencia y de la capital de la vecina provincia de Formosa, limítrofe con el Paraguay.

Se realizó el sábado 20 de marzo en la Capilla del Sagrado Corazón de Jesús.

Estuvo presente el asesor diocesano, P. Pedro Kühlcke, que los invitó a reflexionar, a recapacitar y sobre todo a asumir con gran responsabilidad la tarea de misioneros en la patria, sobre todo donde vive y actúa cada uno, especialmente en la propia familia, cumpliendo con el deber de estado.

Al iniciar la Jornada se le entregó a cada misionero una carpeta que contenía el “Pacto del bicentenario”, la renovación del compromiso del misionero y la oración por la patria del Padre José Kentenich.

El momento más emocionante

Al finalizar la charla, se hizo entrega de placas a los responsables de las distintas Ermitas del Chaco, con el siguiente texto: “Bicentenario de nuestra patria”, gracias por hacer patria, brindando tiempo, amor y entrega desde tu ermita.

Ellos son: los matrimonios Antonio y Raquel; Turino y Silvia; Teresa y Roberto; las señoras Matilde y Liliana; Eladia y María Puyol.

También se entregaron diplomas a veinte Instituciones educativas que han entronizado el cuadro de la Mater.

El momento más emotivo fue al finalizar la Sta. Misa: se desplegó una bandera argentina de más de 30 metros de largo en el pasillo central de la capilla hasta el altar.

En ese momento se levantaron todas las Peregrinas y se entonó con gran emoción el Himno nacional argentino.

Oración por la patria

Madre, con tu Hijo Divino desciende a los caminos de nuestra patria para que, siguiendo vuestras huellas, encuentre la paz verdadera y estable. Patria, sólo tendrás salvación si, en amor, te unes a María y a su Hijo. Amén. (P. José Kentenich, 1916).

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: