Esperar el nacimiento de su hijo

PEHUAJÓ, Susana Hernández. En Pehuajó, Argentina, los misioneros de la Campaña han vivido un Adviento caminando con María en su Jardín. Jardín de María es precisamente el nombre de la ermita en esta ciudad.

Se celebró misa todos los viernes, por la mañana y después tomaron unos ricos matecitos, en compañía del Padre, disfrutando del aire fresco de la mañana, el canto de los pájaros, el verde del lugar, que todo ello nos habla también del buen Dios.

El día 18, por la tarde, se rezó un Rosario de luces en la Parroquia, a los pies del pesebre, con meditaciones relacionadas al Adviento: tiempo de espera y conversión, la oración, la penitencia, la caridad y María nos educa en la espera. Las velitas las encendían todos los que se iban sumando a la oración, y siempre llama la atención la sencillez e ingenuidad de los niños.

Este año María nos fue preparando el corazón en su Jardín, nos recordó el día de Alianza, el viernes 18, y culminamos en la Casa de Dios para esperar el nacimiento de su Hijo.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: