Sol de Nazaret

CÓRDOBA, Juan Barbosa. El pasado 28 de noviembre, luego de 10 años de formación en valores, en comunidad y en conocimientos, el Curso SOL DE NAZARET realizó su Consagración Perpetua en el Santuario de La Solidaridad de Villa Warcalde, Córdoba. Una emotiva ceremonia privada en solemne celebración presidida por el P. Juan Pablo Catoggio, Superior de los Padres de la Región del Padre, y con la asistencia de la Hna. María Madeleine fue la coronación a tantos años compartidos y, a su vez, el punto de partida para irradiar al mundo su Ideal y Misión: “Sol resplandeciente del Tabor, forjadores de una nueva y fecunda familia de Nazaret”.

Un poco de historia

Cada uno de los 8 matrimonios que componen el Curso viene de historias, lugares y vivencias distintas. Sólo dos se conocían con antelación a su ingreso a Schoenstatt, pero así y todo fue a partir de su participación en un grupo de Liga donde comenzaron a conocerse más. De los otros 6, uno vive en el Interior de la provincia de Córdoba y otro en una ciudad distante más de 1.000 Km. Pero ¡la Federación no tiene distancias, ya que todos están unidos firmemente en su Ideal y en su Misión, al igual que al resto de los Cursos que la componen! “A lo largo de estos 10 fructíferos años, hemos crecido mucho y todos juntos. La Mater nos educó, y nos educa, en la alegría, en la prueba, en el amor, y todo ello con su delicadeza y su cercanía, como una verdadera Mamá con mayúsculas”. “Nuestros hijos -relata uno de los integrantes con sostenida alegría- han construido una amistad tan fuerte que ya no son sólo amigos, existen entre ellos verdaderos lazos de hermandad”. “Por eso se llama Federación de Familias, porque todos somos uno en la gran Familia del Padre”.

Villa Warcalde, espléndida como siempre

La Madre y Reina Tres veces Admirable de Schoenstatt los aguardaba en su Santuario con una enorme alegría, tal como pudo verse en el predio, siempre prolijo y bien cuidado, y sobre todo bendecido por la lluvia, poniendo fin a un tiempo de sequía muy fuerte que vivió la provincia de Córdoba. “¡La Mater nos limpió todos los árboles para que La Villa se luzca en un día de fiesta como el de hoy!”, comentaba un entusiasta joven que, al igual que una nutrida concurrencia, poblaba los jardines al día siguiente, día de la ceremonia pública.

“El Santuario de la Solidaridad es el primero bendecido por nuestro Fundador desde el cielo”, comenta un integrante del Movimiento en clara alusión a su fecha de bendición: 6 de octubre de 1968, sólo 21 días después del fallecimiento en la Iglesia de la Adoración del P. José Kentenich. Y es este el Santuario que vio nacer las vocaciones, a la Liga en una primera etapa, y más tarde a la Federación, de la mayoría de los matrimonios que conforman el Curso 21.

Y ahora… ¡A encender el mundo!

Luego de esa impactante ceremonia pública, en compañía de una nutrida concurrencia compuesta por matrimonios de la Obra de Familias, amigos y familiares, un cálido almuerzo cerró la Jornada y las risas y los cantos resonaban en todos los rincones demostrando que algo muy lindo estaba sucediendo allí.

Esa alegría sin dudas se llevará al mundo con una consigna del Fundador: “Todo para Schoenstatt, Schoenstatt para la Iglesia, la Iglesia para la Trinidad” (P. José Kentenich).

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: