Comprometidos a iluminar con la luz del Evangelio todos los ámbitos de la vida social

PEHUAJÓ, Susana Hernández. El viernes 20 de noviembre, en pleno mes de María, tuvo lugar la renovación del compromiso misionero en Pehuajó, Provincia de Buenos Aires.

Unas horas antes de la misa las dirigentes fueron a arreglar la Parroquia con las Imágenes peregrinas que las misioneras habían entregado hacía algunos días. En ese momento pasó por allí el Padre Alcides, y asombrado preguntó: ¿todas estas imágenes están en tu casa? A lo que respondieron: No, todas caminan por la ciudad de la mano de su misionero.

Ser luz en su ciudad

Antes de la bendición final leyeron la renovación del compromiso y después, – con una pequeña introducción de lo que es la Misión Continental e invitándolas a sumarse a este desafío de ser luz en su ciudad, de hacerla brillar, darla al hermano y no ocultarla – encendieron una vela poniéndola a los pies de la Mater mientras entonaban “Esta es la luz de Cristo”. Lo llamativo es que no solamente encendieron la vela las misioneras sino que se sumó la gente que los acompañaba. Una vez más los cristianos demostraron que hay necesidad de gestos exteriores para expresar el amor a Jesús y a María. Al finalizar la misa cada misionero retira su peregrina y busca el reencuentro con apuro. Una de ellas dice, abrazando su peregrina: Ahora estoy más tranquila porque nos vamos a “casita”.

Presencia de los misioneritos

Los misioneritos estuvieron presentes para acompañar a la Familia de Schoenstatt pehuajense. Como discípulos y misioneros de Cristo se despidieron con alegría por el encuentro y comprometidos a iluminar con la luz del Evangelio todos los ámbitos de la vida social.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: