La mirada del Padre hacia el Paraguay

92-34-acto-posadas

OBERÁ, Hna. Elsa María. El 20 de septiembre los hermanos paraguayos de Encarnación festejaron los 60 años de la mirada del Padre hacia el Paraguay. Querían compartir esta jornada con los obereños, así que ya con mucha anticipación mandaron la invitación. Nos encontramos en Posadas. Ellos ya habían tenido un acto en Encarnación.

Cuando el Padre Fundador visitó Oberá llegó en hidroavión el 21 de septiembre de 1949, cerca del mediodía, y al pisar tierra firme en Posadas, el P. Gazmann le dijo a nuestro Padre Fundador: “Mire, Padre, allí está Paraguay”.

Es por eso que nuestros hermanos vecinos viven de la “Mirada del Padre”. Esto se ha hecho una corriente de vida muy fuerte, tal es así que el año pasado algunos paraguayos llegaron a Oberá en busca de material para la investigación.

Este año ya en junio llegaron a Oberá tres hombres de Encarnación: uno, Sebastián Martín, al que le dicen “Papito”, era quien tomó las riendas en la mano. Organizó todo. Averiguó, filmó, sacó fotos. Con él fuimos hasta Samambaya en busca de las huellas del Padre también allí.

En las semanas siguientes hizo todo tipo de averiguaciones en Posadas, logrando señalar exactamente dónde está la escalerilla por la que el Padre, al bajar del hidroavión, pisó tierra firme: ¡Ese es el lugar histórico de la Mirada del Padre al Paraguay!

En los meses siguientes comenzó con los trámites en Encarnación y Posadas: Prefectura Naval de Posadas y Municipalidad de Posadas, embajada paraguaya y argentina, etc. Hasta último momento, o sea, la noche anterior, todavía debía viajar a Posadas para los últimos permisos y organización.

El objetivo era tener en Encarnación una horita festiva, mirando al Padre desde Encarnación hacia Posadas y dejarse mirar por el Padre, luego ir a Posadas mirando con los ojos del Padre al Paraguay. De este modo tuvieron tres hitos en su jornada con el lema: PADRE, RECIBO TU MIRADA, ASUMO TU MISIÓN.

1° hito del camino: Encarnación, con el incentivo: BUSCO TU MIRADA PADRE

Allí comenzaron con la Santa Misa en la Basílica San Roque González y a continuación un video sobre la mirada histórica. Desde la Basílica partió la caravana presidida por la imagen de la Virgen Peregrina, cruzando el puente “San Roque González” para llegar al lugar histórico del ingreso del Padre a tierra misionera.

2° hito del camino: Posadas, plazoleta “Juan Pablo II”

En este lugar nos encontramos. Cuando llegó la Hna Elsa María, ellos ya estaban sacándose fotos junto al Padre: una pintura en madera del Padre sentado, que pusieron en un banco de la plazoleta. De lejos parecía verdaderamente que el Padre estuviera sentado en ese banco y la gente se sentaba en el otro extremo y se sacaba fotos. Era verdaderamente emocionante. Yo también me senté junto al Padre.

Aquí el incentivo fue: RECIBO TU MIRADA PADRE

Allí tuvimos la ceremonia de encuentro con la mirada que transforma. Gracia de la transformación. Luego nos dirigimos a la escalerilla histórica, a unos 20 metros del lugar donde nos encontramos. Los que quisieron podían bajar unos escalones y sacarse fotos. La Prefectura Naval estaba controlando y cuidando todo.

3° hito del camino: Visita a la tumba del P. Gazmann, con el incentivo: ME ENVÍA TU MIRADA PADRE

La caravana se dirigió a Villa Lanús, a la casa de los Padres del Verbo Divino. Junto a la tumba tuvimos un acto de gratitud al Padre Agustín, que fue quien recibió al Padre y quien le mostrara el Paraguay.

De allí nos dirigimos a la Capilla Virgen de Fátima, de los Padres, para el acto del envío apostólico “al encuentro con mi misión” de ser Nación de Dios en el corazón de América. Allí le pidieron al la Hna. Elsa María que diga unas palabras. Y quien se quería comprometer con la misión podía adelantarse y recibir polvillo de la escalerilla desde donde el Padre divisó el Paraguay.

Estaba todo tan bien organizado que se nos abrían las puertas en todos los lugares: la policía nos acompañó y podíamos pasar los semáforos en rojo para no salir de la caravana. La Prefectura Naval nos dejó pasar sin inconvenientes, en la aduana estaba todo tan organizado que más de cincuenta personas pasaron en diez minutos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: