15 años de vida del Santuario de Salta

137salta0001

SALTA, Matías Lanusse. El próximo 18 de octubre, el Santuario de Salta, Argentina, cumple 15 años. La Familia local está preparando una fiesta como sólo Ella se merece. En esta oportunidad, van a coronar a nuestra Reina como “Reina de la Familia, corazón del Santuario. Hay otra novedad, que es como un anticipo de lo que la Reina va a regalar a la familia de Salta una vez coronada…

Esta corona fue trabajada en familia, y puede verse allí que en su simbología tiene tres cuerpos, aludiendo a los Tres Cerritos que le dan el nombre al lugar donde está su Santuario. El cuerpo principal, cerrito del medio, tiene la forma del frente del Santuario y de la Virgen Peregrina. Desde su centro sale como símbolo de su apertura a la Iglesia y al mundo la copia de “la rayera” (los rayos) de nuestro Cristo el “Señor del Milagro”. En el centro de la rayera hay tres corazones entrelazados y tres alianzas entrelazadas, símbolo del amor Trinitario, del amor paterno, filial y fraterno, y símbolo de su Alianza de Amor y su Alianza Filial. En su base encontramos una banda de madera de Tipa, árbol donde Mons. Pérez, hace 35 años, puso una medalla de la Virgen del Milagro, y les pidió que construyan un Santuario para Salta. Sobre esta banda de madera hay una cadena de eslabones entrelazados representando a cada uno de la Familia y las doce estrellas de María Inmaculada, colocadas como un denario, representando su querido rezo del Santo Rosario. La corona remata en una guarda autóctona que recuerda a sus pioneros, sus ancestros, dibujada por una sucesión de letras “S” de Schoenstatt y de Salta. Todos estos símbolos presididos por la cruz que corona el cuerpo principal y está por sobre todas las cosas, como es el lugar que siempre debemos darle a Jesús.

“Quiero que construyan aquí un Santuario”

La Familia comparte también otra novedad que la Mater les regala como un anticipo de todo lo que les va a regalar después de su coronación. En el año 1967, Mons. Carlos Mariano Pérez, Arzobispo de Salta, viajó a Milwaukee y se trajo una lámina grande de la Mater. En 1974, 7 años después, un grupo de jóvenes fue a pedirle a Mons. Pérez si tenía algún lugar en la curia donde poner una Ermita para juntarse a rezarle a la Mater. Mons. Pérez les contestó: “Ella los está esperando”, y no sólo les mostró el cuadro que él mismo tenía en una oficina del Arzobispado, sino que los subió a su vehículo y los llevó a un terreno, monte en aquel entonces, donde les dijo: “quiero que construyan aquí un Santuario”. Monseñor enterró una medalla de la Virgen del Milagro al pie de una tipa y estos jóvenes enterraron una medalla de la Mater. Pues bien, ese cuadro, que nadie sabía de su destino, apareció el 18 de agosto pasado, y se dieron cuenta de que en su reverso tiene una dedicatoria manuscrita de Mons. Pérez que dice: “Al querido Movimiento Apostólico de Schoenstatt de Salta, con todo cariño, este cuadro de la Mater traído el año 1967 desde Milwaukee (USA) en el mes de mayo. Atte (firma) Mons. Carlos Mariano Pérez. Salta, 19 de marzo de 1984, fiesta del Esposo de la Mater”. En este mismo terreno, hoy nuestro Santuario, con la presencia de aquellos jóvenes fundadores, cumple 15 años. ¡FELIZ CUMPLEAÑOS, MATER! ¡Recibe tu corona!

Después de la fiesta, se comprometen a compartir con todos cómo vivieron ese día.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: