Primer Encuentro de Centros Pedagógicos Kentenijianos

20090908-19040-cpk

NUEVO SCHOENSTATT, Irene Brusquetti. Cuántas veces en la historia del mundo ha sido lo pequeño e insignificante el origen de lo grande, de lo más grande… Palabras del Padre Kentenich que parecen resonar en los participantes del primer encuentro de Centros Pedagógicos Kentenijianos en Nuevo Schoenstatt, Argentina. ¿Se puede publicar algo que aún está “naciendo”? Sí, como un regalo de Dios – tal como el Padre Kentenich aquel 18 de octubre no tuvo “reparo en escribirlo en la crónica”. Rumbo al centenario de la alianza, la familia de Schoenstatt en todo el mundo se comprometió con “la aplicación y difusión del pensamiento del Padre Kentenich en el campo de la pedagogía“. Este encuentro de los Centros Pedagógicos Kentenijianos de Argentina, Paraguay, Chile, Ecuador y Brasil, marca un paso grande rumbo al cumplimiento de esta meta.

Con el objetivo primordial de compartir riquezas y conocer los puntos fuertes de cada uno de los Centros, se prepara en Nuevo Schoenstatt, Florencio Varela, Argentina, el primer encuentro de Centros Pedagógicos Kentenijianos.

Luego de participar de la Jornada Pedagógica organizada por el CPJK de Argentina, el 16 y 17 de agosto en el Santuario del Padre y bajo la protección de la Mater, los representantes de los Centros Pedagógicos Kentenijianos de algunos países de América Latina – Ecuador, Chile, Paraguay, Argentina y Brasil – dan inicio a tan importante e histórico Encuentro.

En un primer momento intercambiaron características sobre el origen, estructura, acento respecto a lo propio, formas de administración y financiamiento, visiones y misiones, desarrollos actuales y anhelos, ámbitos de acción.

El inicio del camino pedagógico del Padre Kentenich

A su vez quisieron poder pensar juntos algún tipo de trabajos y lineamientos en común, con el objeto de asociarse y anticiparse a los escenarios y demandas del futuro.

Asimismo, fue un momento especial donde compartieron sueños y aspiraciones, mirando el 2014 con especial énfasis en el 2012, año en que se celebran los 100 años del acta de prefundación del Movimiento, lo que para muchos es el inicio del camino pedagógico del Padre Kentenich.

Por lo tanto, los participantes elaboraron la siguiente declaración:

  1. Agradecemos a Dios y a la Mater el habernos reunido y poder sostener este anhelo en común.
  2. Reconocemos este encuentro como un hito en la reflexión pedagógica en torno a nuestro Padre y en la historia de nuestros centros.
  3. Somos conscientes de que el futuro de esta unión en la diversidad necesita de un fuerte cultivo del espíritu, interpretación de los signos de los tiempos y una estructura dinámica que lo permita.
  4. Ponemos en consideración de nuestras respectivas comisiones directivas la intención de asociarnos, generando una instancia común que posibilite la articulación y un mayor desarrollo de cada uno de los centros -actuales y futuros- respetando su originalidad, así como ideas y proyectos.

Compartir esa luz para hacerla crecer y propagarla

“Nuestra luz sigue siendo oscuridad si no la compartimos con el prójimo”; por lo tanto el compartir nuestra luz no la desvanece sino que por el contrario la hace crecer.

Si una vela enciende otra y produce un estallido de luz en una caverna oscura, del mismo modo piensan que si dejan que la luz de sus centros pedagógicos, que recibieron del Padre, esté siempre dispuesta a dar, si permiten que su luz ilumine y se haga extensiva a todos los hombres, a los demás educadores, padres de familias y a otros centros, entonces pueden contribuir a ese cambio que tanto anhelan para su país, para América Latina, para el mundo… a través de las propuestas pedagógicas de José Kentenich, en constante diálogo con la realidad y con las principales ciencias que se ocupan de la problemática educativa.

Justamente es eso lo que se propusieron vivir en este encuentro: compartir esa luz que identifica y diferencia a cada centro con los demás, para hacerla crecer y propagarla, sin perder de vista que nuestra fuerza radica en la alianza de amor con nuestra Mater.

Como signo de fe, lucha, comunión y victoria

Se han propuesto una tarea, con estos interrogantes, para compartir las respuestas:

a) ¿Qué puedo ofrecer desde mi centro a los otros Centros?
b) ¿Qué estamos necesitando en mi Centro?
c) ¿Cómo puedo enriquecerme, en mi Centro, a partir de esta nueva estructura?

Finalizaron el encuentro con el compromiso de rezar la oración de consagración, pidiendo a Dios y a la Mater su compañía, bendición y que se sienten junto a ellos en las mesas de trabajo, para que la fuerza inicial de este encuentro se transforme en un impulso continuo y así poder cumplir con los desafíos que se han puesto.

Se despidieron fijando una nueva reunión para el próximo año, siendo la ciudad sede del siguiente encuentro Santiago de Chile.

Anhelan que los demás Centros Pedagógicos Kentenijianos que existan en otros países, en la medida de lo posible, se vayan sumando también a este gran proyecto, ya que piensan que podría ser un gran aporte a toda la corriente de refundación del 2014, ¡como signode fe, lucha, comunión y victoria!

El Centro Pedagógico José Kentenich (CPK) es una asociación civil sin fines de lucro cuyo objetivo es trasmitir la pedagogía del Padre José Kentenich en distintos ámbitos de la sociedad como respuesta a los desafíos de la época, y ayudar a quienes diariamente se enfrentan con la tarea de ser artífices de un mundo nuevo, más humano, solidario y espiritual. Este objetivo se concreta a través de Jornadas Pedagógicas, charlas y cursos, grupos de estudio del pensamiento kentenijiano, publicaciones (revistas y libros), y asesoramiento a instituciones.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: