La misión continental a través de la Campaña

20090903-194-40-pehuajo

PEHUAJÓ, Susana Hernández. El mismo fin de semana en el cual se llevó a cabo la bendición del primer Santuario de Croacia y la Noche del Santuario en Schoenstatt, en Pehuajó, Argentina, tuvo lugar el Encuentro Diocesano de Schoenstatt, que contó con la presencia del P. Guillermo Cassone. Las comunidades de Trenque Lauquen, Henderson, Nueve de Julio, Bragado y por primera vez de la ciudad de Lincoln viajaron a Pehuajó, donde la familia de Schoenstatt preparó todo para dar una bienvenida cordial a sus hermanos.

El encuentro comenzó con una Misa en la Parroquia San Anselmo presidida por el P. Guillermo. Marcela y Norma, dos integrantes nuevas de la familia, sellaron su Alianza con la Mater, y los misioneritos también estuvieron presentes. En su homilía, el P. Guillermo Cassone explicó qué son las Imágenes Auxiliares, las Peregrinas y cómo se puede realizar la misión continental a través de ellas.

A continuación todos pasaron al Salón parroquial donde el P. Cassone les dio una charla con noticias de Schoenstatt y animándoles a trabajar cada vez con más entusiasmo a pesar de los momentos críticos que vive Argentina. Al contrario, es cuando más tenemos que sumar y llevar el mensaje de Cristo a través de María. Hoy más que nunca nuestra patria nos necesita para restaurar el orden moral en el ámbito que nos toca actuar. Visitaron todos juntos la ermita Jardín de María donde renovaron la Alianza de Amor. Compartieron el almuerzo el P. Adolfo y el P. Alcides que están ansiosos por conocer el Santuario de Florencio Varela.

Una vasija vacía para cada comunidad

Se hizo entrega a cada comunidad de una vasija vacía con el propósito de que el año que viene, cuando se encuentren nuevamente, estén llenas con Capital de Gracias.

Las grandes metas que animan a ofrecer mucho al capital de gracias son el centenario de la Alianza de Amor y el bicentenario de la patria.

Se vivió un ambiente alegre y de familiaridad compartiendo experiencias, noticias, música folklórica. A su vez, el P. Guillermo los deleitó con su zapateo. Para endulzarse se obsequiaron unos bomboncitos con la estampa de la Mater.

Los anfitriones regresaron a casa un poco cansados por lo que significó la organización y el deseo que todo saliera bien, pero alegres de haberse encontrado con sus hermanos y cobijados por la paternidad del Padre Cassone. ¡Qué gran familia ha formado nuestra Madre y cómo nos conduce a su Hijo Jesús!

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: