Frutos del primer encuentro como Familia de Schoenstatt en Coronel Suárez

9b0784arg-coronel-suarez-en-familia10

CORONEL SUÁREZ, P. Esteban Casquero. La Familia de Schoenstatt de Coronel Suárez, en las “tierras pampeanas” de la provincia de Buenos Aires, Argentina, comparte con toda la familia su desarrollo, paso a paso: la fundación de grupos de la rama de madres, de la obra familiar, de la juventud, el crecimiento de la Campaña… El pasado 18 de junio fue el primer día 18 celebrado en común, fruto del primer encuentro como Familia de Schoenstatt el 31 de mayo de 2009.

Se había presentado la propuesta de reunirse todos los 18 de cada mes (excepto si caen en sábado o domingo) en la Capilla del Sagrado Corazón de Jesús, en el Hospital, donde el Padre Esteban celebra diariamente la Sta. Misa. El 18 de junio fue mucha gente, la Capilla recobró vida y hasta hubo un coro que animó la liturgia.

Realmente fue un día de fiesta

Se constató que el 31 de mayo fue un día muy bendecido para la comunidad. Ese domingo, a las 17 hs, se realizó el primer encuentro de la Familia de Coronel Suárez en la capilla de Nuestra Señora de Fátima. Para alegría de todos los presentes iban llegando algunos de “los primeros”, de la década de 1980, época en que cada tanto los visitaba la Hna. Alejandra y el P. Daniel Jany (Federación de sacerdotes diocesanos de Schoenstatt).

El saloncito del fondo de la Capilla se fue llenando rápidamente de chicas de la J.F y algunos de la J.M. (sobre todo secundarios). También llegaron misioneros de la Campaña de la Virgen Peregrina, Madres, Matrimonios de la Obra Familiar, en fin… ¡fue realmente un día de fiesta!

Su personalidad carismática siempre genera adhesión

La reunión sirvió para que los grupos se conocieran mutuamente. Fue un encuentro verdaderamente familiar. ¡Hubo mate, café y tortas muy ricas!

Luego, en la Capilla, hubo un momento de reflexión sobre el tercer hito de la historia de Schoenstatt. Fue el primer 31 de Mayo celebrado en Familia. Ayudó a conocer más la historia de Schoenstatt y el pensamiento del Padre y Fundador. Luego de la charla muchos se sintieron interesados por su persona. ¡Su personalidad carismática siempre genera adhesión!

Los acompañó en la capilla aquella foto tan hermosa en la que se ve al Padre Kentenich regalarle al Papa Pablo VI el cáliz que se encuentra actualmente en la Iglesia de Dios Padre en Nuevo Schoenstatt, gracias a la generosidad del Cardenal Antonio Quarraccino, que lo había recibido del Papa y lo entregó a la Familia de Schoenstatt argentina al conocer su historia.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: