XI Jornada de Bioética en Nuevo Schoenstatt

9b0658arg-jornada-bioetica01

NUEVO SCHOENSTATT, Hna. M. Virginia Perera. El sábado 13 de junio se realizó en Nuevo Schoenstatt, Argentina, la XI Jornada de Bioética, organizada por la Comisión de Bioética Padre José Kentenich, la cual consideró los aspectos jurídicos, éticos, antropológicos y pedagógicos de la promoción de la vida y la salud en la biomedicina contemporánea.

En un momento en que Argentina atraviesa una crisis institucional muy seria, donde frecuentemente se margina la Constitución Nacional, donde las leyes que se promulgan, lejos de proteger, atentan contra la vida y los derechos humanos, la Comisión de Bioética eligió este año reflexionar sobre el problema que toca el fundamento mismo de la ley: la legitimidad de la legalidad.

Abrió la mañana la Dra. Hna Elena Lugo quien hizo la distinción entre normas éticas y normas legales y describió el problema crítico en los países democráticos cuando se pretende establecer leyes por consenso político sin consultar la ley natural que expresa lo que es razonable para la persona.

Votar a conciencia y participar activamente el la política

El Dr. Joaquín Migliore, Abogado y filósofo, hizo un recuento histórico de la filosofía del derecho, señalando que en los momentos en que la ley se manifiesta autosuficiente en relación a la ética, se pone en peligro no sólo la libertad de los individuos sino también el bien común público.

La Senadora Dra. Liliana Negre de Alonso Presidenta de la Agrupación “Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia” , presentó un cuadro muy real y preocupante de las leyes que actualmente se promulgan en el Congreso, las cuales son llevadas adelante por corrientes feministas y positivistas. La Dra. hizo un llamado de corazón a que los católicos fuésemos más valientes en votar a conciencia y en participar activamente en la política ya que, según su diagnóstico, hemos llegado a este punto de descalabro por una omisión de nuestra parte en no fomentar a tiempo la cultura de la vida.

La Dra. Catalina Arias amplió, por video, el marco de referencia explicando la legislación a nivel internacional, sustentada en criterios biomédicos a favor del derecho a la vida de la persona por nacer, señalando por ejemplo que el congelar embriones es un atentado contra de la integridad a la cual tiene derecho el embrión.

El Dr. Jorge Scala, Abogado, se refirió a los programas de salud reproductiva ante la justicia y el bien común, señalando la falta de información de la comunidad acerca de los daños físicos y psíquicos de la mayoría de los métodos anticonceptivos y abortivos que muchas veces se obliga a usar a la mujer humilde, señalando a su vez sólidos argumentos para impedir legalmente que se utilicen y de esta forma preservar la salud de la comunidad.

La dignidad de la persona como el valor fundamental

En el panel de la tarde, formado por la Dra Graciela Damilano, Pediatra, el Lic. Ernesto Ledesma, Administrador de Sistemas de Salud, y el Dr. Alfredo van Gelderen, Dr. en Educación, intentaron llevar a situaciones concretas como ser la Familia, la Salud y la Educación la relación entre la ley y la vida. La Familia y la escuela son los ámbitos donde se aprende a respetar la ley, pero hoy se encuentran debilitadas en esta importante tarea a causa de la polarización de la vida moderna. A su vez las políticas en el campo de la salud privilegian intereses económicos que llevan a postergar necesidades fundamentales de la sociedad.

Finalmente la Dra Hna. Elena Lugo, Filósofa y Bioeticista, y el Dr. Siro de Martini, Abogado, concluyeron señalando la dignidad de la persona como el valor fundamental que debe defender la ley y el amor como la ley del Espíritu que va mas allá de la norma jurídica, expresado en la misericordia como la plenitud de la justicia.

Como todos los años, la Jornada se desarrolla en torno a un tema que se aborda interdisciplinariamente comenzando con los datos que aportan la ciencia o la realidad para pasar a la interpretación antropológica, ética y finalmente espiritual de manera de tener una mirada orgánica, según la perspectiva del Padre José Kentenich, que nos permita captar con mayor profundidad y amplitud el verdadero desafío y la verdadera respuesta.

La Jornada contó con la participación de 130 personas, algunas venidas de lejos, como ser Puerto Rico, Brasil, Paraguay y Uruguay y de varios puntos del interior, las cuales hicieron grandes sacrificios para participar, dada la situación económica y política tan compleja por la que está atravesando el país en este momento. Como todos los años la Jornada concluyó en el Santuario con la entrega de certificados.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: