Jornada regional de dirigentes del Noroeste Argentino

9b0686arg-jornada-dirigentes-noa01

TUCUMÁN, Silvia de Losada. Frente al paisaje imponente de los cerros Tucumanos, el 30 y 31 de mayo pasado se realizó en Tucumán la Jornada Regional de Dirigentes del NOA (Noroeste Argentino).

La familia de Schoenstatt en Argentina va creciendo y una manera de participar y trabajar sobre las luces y sombras de cada región, con intereses comunes, se organizó nuestra Jornada Regional de Dirigentes.

La temperatura estuvo muy baja, pero con mucho calor de Familia, congregada en vísperas de Pentecostés, salteños, santiagueños y tucumanos se pusieron a trabajar con miras a tres fechas especiales:

  • 25 de mayo de 2010: Bicentenario de Argentina.
  • 18 de octubre de 2014: Centenario de Schoenstatt.
  • 9 de julio de 2016: Bicentenario de la Independencia Argentina.

Les acompañaron y asesoraron los Padres Pablo Mullín y Tomás D’ell Oca, la Hna. María Pilar y el Padre Guillermo Cassone, quien les habló sobre la misión de los Padres de Schoenstatt en Roma y los avances en la causa de la Beatificación de Joao Pozzobon.

Participaron más de 50 jóvenes de Salta y Tucumán, que aportaron su frescura y entusiasmo. ¡Hermoso presente y futuro de la familia del NOA!

Desde la Alianza de Amor con la Mater

Como Familia de Schoenstatt, se propusieron los participantes de la Jornada, a celebrar el bicentenario de la Patria desde la Alianza de Amor con la Mater. ¿Qué significa el Bicentenario de nuestra Patria?

Significa mantener vivo el espíritu y los sueños de los próceres que lograron nuestra independencia.

Luchar sin claudicar, ser protagonista, sacudirse el polvo y ponerse en camino, trabajar en los colegios y escuelas ayudando a construir, significó para todos los participantes un ideal de compromiso y esperanza.

Los trabajos empezaron con tres conferencias: “Ser, identidad y aporte del NOA a la nación” (Juan C. Hurtado), “Familia viva, hoy” (Hna. M. Pilar) y “Nuestro camino común. Perspectivas y desafíos” (P. Pablo Mullín). También se realizó un panel de testimonios de compromiso ciudadano en la construcción de una Patria Nueva. La celebración diaria de la Santa Misa y vigilia de Pentecostés fueron el alimento espiritual para esta Jornada.

No faltaron los espacios para los vínculos, en talleres por grupos, almuerzos y cenas y la infaltable fogata del sábado por la noche, donde todas las ramas y acciones de la Familia sorprendieron con sus cualidades actorales.

Recordando el 31 de mayo

Fue un 31 de mayo totalmente distinto. A sesenta años de que el Padre Kentenich convocara, desde el Santuario de Bellavista (Chile), a emprender una cruzada por el amar, pensar y vivir orgánicos, sus hijos del noroeste argentino llegaron a la conclusión, que debían comprometerse en una gran Misión Evangelizadora, con vocación de servicio, conciencia ciudadana, perseverancia, alegría, oración, coherencia y ejemplo de vida, sellando el Pacto del Bicentenario.

La Juventud Masculina sorprendió y alegró a los presentes con un proyecto impactante de toda la JM de América – la Cruzada 2014; dicho proyecto fue presentado por los jóvenes a los demás dirigentes.

En el santuario de Tucumán, a donde todos se dirigieron para el cierre de la Jornada (que tuvo lugar en la Residencia Universitaria de Horco Molle), con cantos, oración y mucha alegría, cada uno de los que querían sumarse, pasaron a firmar un compromiso que estaba sobre el altar, el cual fue presentado solemnemente en la misa y entregado a la MTA.

Alimentados y reconfortados con la Eucaristía y con nuevas fuerzas e ideas, todos volvieron a sus actividades habituales, con el compromiso de ser pilares en la construcción de una Patria nueva, poniendo Argentina en las manos de la Santísima Trinidad y María.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: