15 años de bendición de la ermita de Nuestra Señora de Schoenstatt, en Goya

9b0439arg-ermita-goya-aniversario001

GOYA, Inés Petiti. El pasado 18 de abril se cumplieron 15 años de bendición de la ermita de Nuestra Señora de Schoenstatt en Goya, lo que se celebró con una fiesta en honor de ella.

Un 18 de abril de 1994, el matrimonio de María Delia y Juan Carlos Ferruchi, junto al padre Jorge Torres, hoy en la casa del Señor, permitieron que el cielo se uniera a la tierra en ese pedacito de suelo correntino. El diario este día escribió sobre la bendición de la “gruta de la Virgen de Jhonsttat”. Quince años más tarde, el nombre de esta Virgen es conocido en toda la ciudad y difundido habitualmente por los medios locales – ¡correctamente escrito!

Corazones que estallaban de alegría

El día 18 de abril de 2009 amaneció radiante. Los hijos de la Mater temprano comenzaron a marchar hacia la ermita para estar con Ella y darle sus muestras de amor que fueron muchas, permitiendo hacer visible ese vínculo misericordioso, que Jesús resucitado regala. Cada uno aportó el mejor de los detalles, como signos de entrega, capitales de gracias, para que su Reina tuviera un feliz 15 cumpleaños. ¡Y qué bonita estabas, Señora!

El lugar estaba muy arreglado; Ella feliz con su Hijo en brazos repartiendo amor a cada uno de los peregrinos que llegaban, haciendo que cada corazón sintiera aquel: “¡Qué bien estamos aquí!”.La banda del ejército “Puerto Argentino”, puntualmente a las 11, hizo que los acordes vibraran en esa esquina de la Mater, y el corazón de cada uno de los presentes parecía estallar de alegría.

¡Señora, Feliz cumpleaños! ¡Gracias por regalar estos benditos 15 años de amor!

Una corona de rosas de mil Avemarías

A las 11.30 las cuentas del Santo Rosario se hicieron corona de rosas, en las mil Avemarías que cada 18 sus hijos le regalan, y este llevaba la impronta de gratitud y felicidad por estos años tan llenos de gracias.

En un momento la alegría juvenil se hizo corazón de murga en los chicos y chicas de la Iglesia La Rotonda, y Ella abrazándolos a cada uno con ese amor que tanto cobija, transforma y envía.

A las 18 hs el Padre Flavio, el Padre IIMI, de la parroquia Nuestra Señora de Itatí, padres que estuvieron acompañados en esos días por el amor de Monseñor Favio, su obispo colombiano que vino a mimarlos, a acompañarlos, concelebraron la Santa Misa, que unió en torno a la Eucaristía a una multitud. La Madre de Dios hizo que su hijo se hiciera pan y vino consagrado, en manos de estos queridos sacerdotes, fieles soldado de María. Para la ofrenda, los organizadores solicitaron alimentos, calzado, ropa y útiles escolares que serán entregados a la parroquia Nuestra Señora de Iratí.

Cerraron esta bonita fiesta un grupo de chamameceros que con su música se unieron a todas las voces, diciéndole a Nuestra Señora Tres Veces Admirable de Schoenstatt que hable a su hijo para que se quede con nosotros por muchos años más.

¡Gracias por estos bonitos y bendecidos 15 años que se hicieron Alianza de amor en la intersección de Av. Perón y del Trabajo!

¡Gracias, mi reina!

Madre de Dios, unidos a Joao, tu querido Joao Pozzobon, el que te llevó sobre su hombro para que el mundo conociera tu grandeza, y a través tuyo la grandeza de Dios, amando a su paso el rezo del Santo Rosario, queremos decirte como él:”Madre y Reina, mi corazón es tuyo. Cuídalo para que no ofenda a Jesús ni a los hermanos”.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: