Una vez más, schoenstatt.de se vuelve un vínculo vital con Schoenstatt …

SCHOENSTATT, mkf. Una señora de Alemania se reencuentra en Internet con “este Schoenstatt que amó tanto de joven, y que abandoné hace años”, y ahora quiere volver a vincularse; un matrimonio en Belén, Costa Rica, busca material sobre el Padre Kentenich; y un señor de Puerto Deseado, en la Provincia de Santa Cruz, en el sur de Argentina, el 13 de marzo de 2009 lee el artículo sobre el cierre del proceso de Don Joao Pozzobon y quiere ser misionero…

Gracias a Dios la noticia de llevar a Roma la causa del diacono Joao Luiz Pozzobon lo llevó a Osvaldo Caniullan a escribir: “Fue mi protector cuando estuve enfermo y cuando iba a dejar la Virgen Peregrina me curó. Le recé tanto que espero recibir una peregrina ya que no la tengo más. Necesito una Virgen de Schoenstatt para estas tierras del sur argentino, rosarios y unas medallitas para los pobres enfermos y presos de la cárcel donde los visitamos.

Estando enfermo de diabetes encontré una biografía de don Joao, el diácono brasilero muerto, cuando iba a dejar la Virgen Peregrina. Le recé tanto que es esa Virgen la que quiero llevar a peregrinar por todos los hogares de aquí, en perenne gratitud. Además voy a la escuela de diaconado, que comenzamos el 29 de marzo; por ello quería una medalla y un rosario para que me proteja y en señal de gratitud…”.

Rosarios y medallas que ya están en camino a Puerto Deseado, desde Schoenstatt… y pronto Osvaldo Caniullan espera recibir su peregrina…

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: