Encuentro del Santo Padre con el clero de Roma, 26 de febrero de 2009

ROMA, P. Guillermo Mario Cassone. El 26 de febrero, en el aula de las bendiciones, el Santo Padre Benedicto XVI se ha reunido con los párrocos y sacerdotes de la diócesis de Roma, para el tradicional encuentro del inicio de la Cuaresma. Después de la introducción del Cardenal Vicario Agostino Vallini, intervinieron ocho sacerdotes. Uno de ellos fue el Padre Guillermo Mario Cassone, Padre de Schoenstatt.

El Padre Guillermo Mario Cassone preguntó al Santo Padre, partiendo del sínodo sobre la Palabra de Dios, como mejorar la relación entre la Palabra de Dios y la piedad mariana. Documentamos la pregunta del P. Guillermo Mario Cassone y la respuesta del Santo Padre.

Santo Padre: soy el Padre Guillermo M. Cassone, de la comunidad de los Padres de Schoenstatt en Roma, Vicario parroquial en la Parroquia de los Santos Patronos de Italia, San Francisco y Santa Catalina, en el Trastévere.

Después del Sínodo sobre la Palabra de Dios, reflexionando sobre la proposición 55 “Maria, Mater Dei et Mater Fidei” me he preguntado como mejorar la relación entre la Palabra de Dios y la piedad mariana, tanto en la vida espiritual sacerdotal como en la acción pastoral.

Dos imágenes me ayudan: la Anunciación, para la escucha, y la Visitación, para el anuncio. Deseo pedirle, Santidad, que nos ilumine con su enseñanza sobre este tema. Le agradezco por este don.

Respuesta del Santo Padre:

Me parece que Ud. nos ha dado también la respuesta a su pregunta.

Realmente María es la mujer de la escucha: lo vemos en el encuentro con el Ángel y lo volvemos a ver en todas las escenas de su vida, desde las bodas de Caná hasta la Cruz y hasta el día de Pentecostés, cuando está en medio de los apóstoles precisamente para acoger al Espíritu. Es el símbolo de la apertura, de la Iglesia que espera la venida del Espíritu Santo.

En el momento del anuncio podemos tomar ya la actitud de la escucha – una verdadera escucha, una escucha para interiorizar, que no solo dice sí, sino que asimila la Palabra, asume la Palabra – y después continúa en la verdadera obediencia, como si fuese una Palabra interiorizada, esto es una Palabra convertida en mí y para mí, casi como forma de mi vida.

Esto me parece muy hermoso: ver esta escucha activa, una escucha que atrae la Palabra de modo que entre y se torne Palabra en mi, reflexionándola y aceptándola hasta lo íntimo del corazón. Así la Palabra se torna encarnación.

El modelo de la Iglesia

Lo mismo vemos en el Magníficat. Sabemos que es un tejido hecho de palabras del Antiguo Testamento. Vemos que María es realmente una mujer de la escucha, que conocía en el corazón la Escritura. No conocía solamente algunos textos sino que estaba tan identificada con la Palabra que las palabras del Antiguo Testamento se convierten, sintetizadas en un canto en su corazón y en sus labios.

Vemos que realmente su vida está compenetrada de la Palabra; había entrado en la Palabra, la había asimilado y se había tornado vida en ella, transformándose después de nuevo en Palabra de alabanza y de anuncio de la grandeza de Dios.

Me parece que San Lucas dice al menos tres veces, quizás cuatro, que Ella ha asimilado y conservado en su corazón las Palabras. Ella era para los Padres, el modelo de la Iglesia, el modelo del creyente que conserva la Palabra, que porta en sí la Palabra; no solo la lee, la interpreta con el intelecto para saber qué cosa ha sido en aquel tiempo, cuales son los problemas filológicos.

Todo esto es interesante, importante, pero es más importante sentir la Palabra que es conservada y que se torna Palabra en mí, vida en mí y presencia del Señor.

Por eso me parece importante el nexo entre Mariología y Teología de la Palabra, del cual han hablado los Padres sinodales y del cual hablaremos en el Documento post-sinodal.

Es obvio: la Virgen es palabra de la escucha, palabra silenciosa pero también palabra de alabanza, del anuncio, porque la Palabra en la escucha se encarna de nuevo y se torna así presencia de la grandeza de Dios.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: