Medio millar de jóvenes misionando en Argentina

9b0165arg-misiones-juventud0000001

P. Javier Arteaga/mkf. Año a año, verano tras verano, nuestra juventud nos demuestra que tenemos una juventud heroica, escribe el P. Tomás Dell’Oca al volver de las misiones en Rosario de la Frontera, en la provincia de Salta. Fíjense bien en la imagen que lleva la señora de la foto, escribe el P. Pablo Pol, recién vuelto de las misiones en el sur de la Provincia de Buenos Aires. Envía un link de un artículo sobre las peregrinaciones que hacen en Viale, pidiendo por la lluvia, a la ermita de la Mater: la señora que se ve en la foto en el diario Clarín lleva una gran imagen de la MTA. “¡Ahí estuvo el grupo misionero MTA hace 4 años!!! Lo sembrado… quedó y floreció…”. El lema de la misión de ellos en el sur de la Provincia de Buenos Aires era “El maestro está aquí y te llama”. Llama a los jóvenes y llama a dar a conocer estas noticias – la misión de schoenstatt.de. Porque cambian el mundo.

Las noticias que más escuchamos en estos días son la terrible sequía que destruye los sembrados y mata el ganado en vastas regiones de Argentina; el desmesurado aumento de la tarifa de electricidad; la guerra en la Franja de Gaza y la paz que asoma tímidamente, y la asunción de Barack Obama el 20 de enero como nuevo presidente de los Estados Unidos. Pero en tiempos globalizados no todas las noticias entran en el ajustado y predeterminado formato de la globalización. Cada día suceden buenas cosas que no salen en los noticieros, buenas acciones que quedan en lo oculto porque no “venden” ni “impactan” ni “cambian el mundo” y, no obstante, le cambian la vida a mucha gente, que es la manera concreta de ir cambiando el mundo.

¡Esto sí que es una gran y muy buena noticia!

Con alegría y mucha entrega jóvenes de Schoenstatt realizaron, entre el 26 de diciembre y el 4 de enero, 3 misiones en diferentes localidades del país: el grupo misionero MTA (con 180 jóvenes de Buenos Aires y San Isidro) misionó en las localidades de Médanos, Pedro Luro y Mayor Buratovich en el extremo sur de la provincia de Buenos Aires; el grupo misionero Gaudium Mariae (con 160 jóvenes de Córdoba) misionó en la localidad cordobesa de Deán Funes; y el grupo misionero Ignis Mariae (con 175 jóvenes de Tucumán y Salta) misionó en la ciudad salteña de Rosario de la Frontera. Si contamos bien en total fueron 515 jóvenes de Schoenstatt. ¡Medio millar de jóvenes misionando y ayudando a la gente! ¡Esto sí que es una gran y muy buena noticia!

Al encuentro del otro

El P. Tomás Dell´Oca, asesor de Tucumán, nos da su testimonio: “Muchos se preguntarán qué es lo que impulsa a tantos jóvenes a salir a misionar durante el verano. Seguramente la mayoría de ellos tienen mil posibilidades mejores y diferentes para pasar año nuevo. Sin embargo la respuesta es obvia para cada uno de los que vive esta experiencia. Se trata de no pensar en uno mismo, sino de salir al encuentro del otro, del que lo necesita, del que está más solo. Cuando uno tiene esa experiencia te das cuenta que estás entregando a Cristo, llevando a la Mater al corazón de tanta gente. Es en ese momento en el que te das cuenta que en realidad Dios también sale a tu encuentro a través de tantos rostros, de tantas historias de vida. Todo adquiere un nuevo sentido, el sentido del amor, el sentido de la entrega, incluso hasta el sentido del sacrificio y del dolor. Año a año, verano tras verano, nuestra juventud nos demuestra que tenemos una juventud heroica. Juventud, que desde su alegría, su pasión, su trabajo solidario, y sobre todo en la fuerza de su Alianza con la Mater, es esperanza de una Nueva Argentina”.

“Se trata de no pensar en uno mismo, sino de salir al encuentro del otro…”. Celebramos el 20 de enero. En estas palabras vemos un hilo conductor que vincula una misma actitud con la del P. Kentenich aquel día: Entregarse y salir al encuentro del hermano, del que sufre, del Dios que habla y pide respuesta.

La noticia fue también publicada por AICA

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: