Misiones familiares en la Argentina

9b0181arg-misiones-familiares0001

VIALE, Desesperados por meses de sequía, vecinos de Viale – en la provincia de Entre Ríos, Argentina – se volcaron a la oración para pedir que llueva. Todos los días, desde el sábado pasado hasta el lunes próximo, peregrinan hasta una ermita de la Virgen de Schoenstatt emplazada en la otra punta del pueblo. Las dos ermitas en Viale son fruto de las misiones familiares realizadas en esta ciudad en el año 2005.

Lo hacen rezando para que el agua reviva los campos resecos. La marcha parte cada noche, a las 21.30, desde la parroquia Santa Ana y recorre casi un kilómetro hasta la ermita. “Es mucha la gente que participa. Quizás unas 120 personas y cada día se suman más”, dijo en una entrevista el cura párroco de Santa Ana, Sergio Hayy. Él mismo bendijo esa ermita el 31 de mayo. Siguen peregrinando, siguen pidiendo, porque la sequía y el calor están destruyendo todo… En medio de todo: qué bueno saber que existe esta ermita, que existe este lugar de gracias en un momento de tanta desesperanza. Gracias a las misiones familiares realizadas en Viale se erigió la primera ermita en el año 2005, y una segunda el 31 de mayo de 2008.

De nuevo: Misiones familiares 2009

Del 26 de enero al 1º de febrero se realizarán las XII º Misiones Familiares Marianas Argentinas del Movimiento Apostólico de Schoenstatt de La Plata, en las localidades de Caseros y Villa Clara (Entre Ríos), Lobería (Buenos Aires) y La Paz (Mendoza). Un grupo de matrimonios, con sus hijos y otros jóvenes, van a misionar “en familia y para las familias”, destinando parte de sus vacaciones a esta tarea apostólica.

Su misión es la de llevar la Palabra de Cristo y la imagen de la Virgen a cada una de las familias de esas localidades, y esta tarea la vienen realizando desde hace diez años. Los responsables del Movimiento en La Plata, Lilita y Carlos Ricciardi, recomiendan a los que no van a las misiones que pueden acompañar a las familias y a los jóvenes con la oración, el Rosario y la Sta. Misa diaria y por eso, como todos estos años, se está organizando una cadena de oración por el éxito y la fecundidad de las Misiones Familiares.

Lo que se pide es comprometerse a rezar en un momento del día; puede ser el Rosario, participar en la Sta. Misa o hacer un ofrecimiento, como cada uno lo desee, por los misioneros quienes a su vez al finalizar el día, mencionarán a todos los que han rezado por ellos, “en un profundo marco de agradecimiento y unión espiritual”, explicaron los responsables.

  • Quienes deseen sumarse a esta cadena de oración por las Misiones Familiares, pueden enviar un correo electrónico a esta dirección: misionesfamiliares@ciudad.com.ar en el que detallen el nombre y apellido y el ofrecimiento diario que van a realizar.

Fuente: http://www.schoenstattt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: