Los Reyes Magos de Belgrano “R”

9b0182arg-reyes-magos-belgrano0000001

VICARÍA BELGRANO, Maria Silvina Rocca / Stella Maris Bovera. Es muy linda la historia de los Reyes Magos, que emprendieron un camino incierto pero su fe los ayudó a continuar a pesar de las dificultades y sinsabores que se les presentaron en el camino. Ellos no claudicaron y lograron llegar a destino – guiados por la estrella – para adorar al Niño Dios. Algunas personas del barrio de Belgrano “R”, en Buenos Aires, quisieron asumir el papel de los Reyes Magos para visitar el Hospital Pirovano, Caritas de la parroquia San Patricio y el Hogar A.D.A.N.D. para encontrar en cada niño el rostro de Jesús recién nacido.

El camino comenzó en el Santuario, donde se le pidió a la Mater la fortaleza espiritual y un anhelo renovado de salir en misión por los más necesitados. Luego siguieron su peregrinar con un camello motorizado – el auto – al Hospital Pirovano. Allí fueron recibidos por el director del Hospital y la Hermana Miriam, que les indicó el camino a la sala de pediatría donde comenzó la misión. Se abrieron las puertas y aparecieron mucha camitas ocupadas por niños enfermitos junto a sus padres. No fue fácil, pero estos “Reyes” encontraron la alegría en su nuestro interior para contagiársela a los niños, que al ver los juguetes sonrieron con sus ojitos. Una vez terminada la visita al Hospital fueron al hogar de niños huérfanos.

Un regalo para los “reyes”

Caminando al hogar una señora les dijo a estos modernos Reyes Magos: “Los felicito. Hoy en día muy poca gente se dedica a hacer felices a los demás”. La gente los saludaba con mucha alegría y un grupo de niños de la calle los siguieron para contemplar la magia del momento y recibir sus juguetes…Después de caminar unas cuantas cuadras bajo el sol estival, cargando los juguetes, llegaron al hogar de niños. ¡Los recibió la encargada del lugar y los chicos se asombraron con esta visita. Entonces jugaron con ellos, cantaron y bailaron y le entregaron a cada uno su regalito. ¡Fue una experiencia inolvidable!

Al salir del hogar alzaron la mirada al cielo y agradecieron a la estrella que los guió y los motivó para cumplir con tan linda tarea.

Los reyes recibieron un gran regalo: la alegría de hacer felices a tantos niños en ese día.¡Los vecinos donaron 300 juguetes, a ellos todo el agradecimiento!

Fue un evento organizado por la Comisión de Cultura de la Sociedad de Fomento de Belgrano R: Stella Maris Bovera y María Silvina Rocca integrantes de dicha comisión y misioneras de la Virgen Peregrina de Schoenstatt.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: