Encuentro con las internas en la Correccional de Mujeres Bauwer, Córdoba

8b0194arg-cordoba-carcel001

CÓRDOBA, Ítala Argentina Cima de Navarro. Desde hace siete años las Voluntarias de Schoenstatt en la Correccional de Mujeres de Bauwer visitan a las internas para darles asistencia ante todo a las que están embarazadas y luego a todas las que lo solicitan. Por lo general ellas se encuentran muy abandonadas, ya que por su condición de mujeres son menos visitadas por su propia familia que los hombres encarcelados. Sentieron el deber, junto a la Mater de acompañarlas, no sólo con la donación de una caja con el ajuar completo del niño por nacer, sino con la contención espiritual que la Mater, en la Alianza de Amor, les brindó desde que son aliadas de Ella.

Felizmente, en el transcurso de estos años hicieron la Alianza de Amor, treinta y tres internas. Un rayo de luz de amor entró en la Correccional de Mujeres y en el corazón de las madres que gozaron de la gracia de establecer por primera vez esta vínculo con su Madre.

Les acompaña como siempre el P. Juan José Riba y la Hermana María del Pilar Carrere, asesores del grupo María Corazón.

Las mujeres que sellaron su Alianza en septiembre de 2007 fueron preparadas durante un año a través de un programa donde se les hizo conocer un poco de todo lo que es Schoenstatt. Las internas de este establecimiento correccional agradecieron por escrito por todo lo que pudieron aprender, aunque haya sido en un lugar tan triste para ellas, sentir que a través de la gente de Schoenstatt y por ende, de toda la sociedad, que son tenidas en cuenta. En estos tres últimos años están recorriendo los distintos pabellones cuatro imágenes de la Virgen Peregrina. También en el último festejo del día del niño, los pequeños que viven en el pabellón con sus madres recibieron la imagen Peregrina de los niños.

La MTA reina desde la Capilla de cárcel

En el momento de la Alianza las internas estaban vestidas como para una reunión y llevaban una flor para la Mater, como compromiso de cambio; además de cantar y participar en toda la celebración. Hay que destacar que en la fiesta de fin de curso, pues algunas de ellas terminaban la enseñanza primaria y el CBU, las abanderadas y escoltas eran las que habían hecho la Alianza de Amor con la Mater.

Son muchos los acontecimientos vividos para recordar junto al Capellán de la Correccional: entre otras cosas, se entronizó en la capilla la imagen de la Mater. Ella reina en ese lugar a partir de entonces.

A comienzos de Adviento otro grupo de mujeres fue preparado para sellar la Alianza de Amor. El día de la Alianza en la cárcel fue un día emotivo para todos, “un verdadero adviento”, comenta Liliana Galli. Entre las internas que se prepararon a la Alianza, había dos mujeres de origen alemán que casi no saben castellano; Liliana Galli bajó para ellas varios textos en alemán de schoenstatt.de; además reciben ahora las “reflexiones del Padre Nicolás” en alemán, para gran alegría de ambas. La rama de Madres de Alemania se ofreció a enviarles algo de su material.

La Alianza de Amor hace de esta cárcel un lugar de esperanza.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: