Un memorial del Padre Kentenich en Campo del Cielo, Rauch

8b1172arg-memorial-campo-de-cielo00001

RAUCH, Anita y Héctor Zudaire / mkf. “Buscabas, Padre, aliados para la misión y la Reina te trajo a nuestras tierras…” Canción que por primera vez se escuchó el 20 de enero de 2002, en las bodas de oro del Santuario de Padre en Nuevo Schoenstatt. Pero se la puede cantar, sin embargo, en todos aquellos lugares donde, a lo largo de los años se ha construido rincones, salas, ranchitos, ermitas o memoriales del Padre Kentenich, allí donde hay estatuas, bustos o imágenes del Padre… Para el proceso de beatificación del Padre Kentenich, cuyo cumpleaños se celebró – con actos especiales – el 16 de noviembre en muchos lugares del mundo, hubo que documentar con fotos los lugares destinados al recuerdo del Padre Kentenich (¡y a evocar su presencia espiritual en su Familia!). El resultado: cinco carpetas impresionantes… donde seguramente faltan agregar aún muchísimos otros lugares, como el de Campo del Cielo en Rauch, provincia de Buenos Aires, Argentina.

El 16 de noviembre, día del cumpleaños del Padre, ya hacía casi dos meses de su bendición, y en este tiempo ya se ha transformado en algo muy querido para la Familia de Schoenstatt de Rauch, para los incontables peregrinos que llegan diariamente a Campo del Cielo. Fue inaugurado el 24 de septiembre pasado, en el marco de la conmemoración del 40º aniversario de la partida del Padre y Fundador al Schoenstatt eterno, el mismo día en el que se abrían en Roma las actas del proceso de beatificación de José Engling, su primer hijo espiritual.

Fue hermoso ver a los jóvenes, las familias, las madres, las misioneras y sus invitados, rodear la imagen del Padre, con un fondo de árboles iluminados, cantos y guitarras. Bajo un cielo que lo domina todo en este paisaje tan bello. Tanta emoción y afecto disimularon el viento fresco de la noche pampeana. Un regalo para compartir que espontáneamente se prolongó en una cena familiar.

El 18 de octubre, las Ramas y la Campaña compartieran allá momentos de la vida del Padre con relatos, canciones, un film elaborado por la O.F. y abundante diálogo. El encuentro concluyó con la Sta. Misa en la parroquia San Pedro Apóstol.

Compromiso con su misión

La Familia de Schoenstatt de Rauch confía en que el sencillo monumento de quebracho con su imagen le recuerde a todos más vivamente su presencia espiritual, que estimule al compromiso con su misión de Padre y Profeta, y que haga más cercana su intercesión cada vez que se le llevan, a su corazón de Padre, los anhelos y necesidades de cada uno.

Que sea también, para los muchos peregrinos que aquí llegan, un incentivo para conocerlo más, y así difundir su carisma en esta ciudad y más allá…

Que sea él el educador de la comunidad y de cada uno de sus integrantes.

Que se abran los corazones y así él pueda formar en cada uno el hombre nuevo, libre, lleno de Dios, aliado de María, constructor de la historia.

Y que él quiera estar espiritualmente con su Familia y decir, junto con la Mater: “Entonces me estableceré con gusto aquí. Pediré a Dios para ustedes abundantes gracias y dones, atraeré los corazones jóvenes y los educaré como instrumentos aptos en mi mano”.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: