Peregrinando al Santuario de Belgrano R con los niños

8b1281arg-santuario-belgrano002

VICARÍA BELGRANO, Maria Silvina Rocca. Los alumnos de catequesis de segundo año de la Parroquia de San Ambrosio del barrio de Belgrano en Buenos Aires, fueron en peregrinación al Santuario de Schoenstatt que está en el mismo barrio.

Era un día muy lindo pero de mucho calor. Había que caminar unas quince cuadras para llegar a destino (algo más de 1,5 Km.). Allí recibieron a los niños las Hermanas y Graciela, responsable de la Campaña de la Virgen Peregrina. La Hermana invitó a los niños a ingresar al Santuario. Todos quedaron boquiabiertos por la belleza del lugar. Emocionó a más de uno ver a tantos niños  escuchando a la Hermana María Laura, voz del Santuario, que les dio una  pequeña catequesis sobre el origen y los símbolos del interior del Santuario relacionándolo con los conocimientos que los niños recibieron en la catequesis. Chicos y grandes quedaron asombrados con la sencillez y claridad con la que la Hermana compartió con ellos la historia  de la “Madre tres veces admirable de Schoenstatt” y del Santuario.

Luego del diálogo que tuvieron los niños con la Hermana, Graciela le entregó a cada niño una linda botellita de agua bendita y se les  explicó cómo usarla .Este regalo asombró a todos de tal manera que se  escuchó dentro del Santuario “¡Qué lindo gesto!”. “Este recuerdo no se lo olvidan más los chicos”. Fue una experiencia única porque la mayoría de los presentes – algunos  padres y catequistas – no conocían el Santuario.

Punto de encuentro para todos los niños de las distintas parroquias de la zona

Las organizadoras de esta peregrinación se dieron cuenta de que tienen que impulsar este tipo de peregrinaciones  para poder iniciar a los niños en su caminar con María. Este Santuario puede ser el punto de encuentro para todos los niños de las distintas parroquias de la zona. Así se logrará una comunidad barrial más hogareña. Durante la caminata se les pudo enseñar la cultura del compañerismo, de la paciencia, de estar en equipo, de no distraerse para poder ir en camino y transitar cuadras y cuadras sin desalentarse, sabiendo que hay alguien que los espera y que es la misma Virgen María con una advocación distinta a la de la parroquia . Es la Madre tres veces Admirable de Schoenstatt.

El desafío entonces es darles una oportunidad a los niños para que puedan ir a visitar el Santuario acompañados por sus catequistas y seguir promoviendo estas salidas en este barrio tan querido y tradicional.

Opiniones de los adultos que acompañaron la peregrinación al Santuario de Schoenstatt en Belgrano “R”

“El lugar nos dejo muy impresionados por su belleza y recogimiento”, dijo una catequista.

Un papá que acompaño a los niños se emocionó porque recordó que cuando era chico iba al Santuario con su madre a rezar y hacía mucho que no lo visitaba…”He revivido un lindo recuerdo de mi infancia”. Las mamás que no fueron se sintieron muy emocionadas cuando sus hijos le entregaron el agua bendita al regresar de la Parroquia. Esto es muy importante para muchas personas, es un sacramental muy utilizado. . .

“El clima de recogimiento del lugar que invita a la oración y al silencio, y vivirlo acompañado por los niños fue muy reconfortante.” Los niños comentaban lo bello del jardín y lo tranquilo del lugar “me quedaría sentada mirando a la Virgen y al jardín” dijo una niña.

“En el Santuario sentí mucha paz porque  pude sentir y repasar todos los momentos intensos de crecimiento espiritual que vivió Andrés y nosotros, junto a su catequista y a todos los miembros de la parroquia de San Ambrosio. Y movilizador porque recibí una dosis enorme de fuerzas que a veces  decaen, para seguir transitando este camino de la vida. Mamá de Andrés (un niño discapacitado)

A último momento llegó esta cartita de uno de los niños:

¡Hola! Mi nombre es Tomás y tengo 12 años. Les quería decir que fue muy lindo para mí ir al Santuario con todos los chicos de la parroquia, mi catequista y mi mamá. Nos recibió una Hermana amablemente. ¡Me gusto la visita y nos regalaron agua bendita! Fue muy lindo y espero volver a ir. Tomás

Esperamos que muchos niños se unan para una nueva peregrinación. Es el deseo de toda la comunidad de Schoenstatt. “María los espera”… ¡Gracias Madre tres veces Admirable de Schoenstatt por poder disfrutar más cerca de ti la paz que nos regalas! Grupo de papás y catequistas de San Ambrosio.

“No le pidas a la Mater que te acompañe, si no tienes interés en moverte para que otros la conozcan”.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: