Santa Misa del neo-sacerdote P. Esteban Casquero en Nuevo Schoenstatt

8b1055arg-primera-misa-nuevo-schoenstatt001

NUEVO SCHOENSTATT, Diana Zunini. La Familia del Santuario de la Madre y Reina del Pueblo, en Paso Mayor, diócesis de Bahía Blanca, se vistió de fiesta: ¡hay un nuevo sacerdote “suyo”! El P. Esteban Casquero es candidato a un curso del Instituto de Padres Diocesanos de Schoenstatt, y es miembro de la juventud masculina desde jovencito, en Mar del Plata. Ha estado trabajando en un pueblo de la diócesis de Bahía Blanca como diácono durante este año, donde ha formado un grupo de jóvenes, acompañó a la Obra Familiar y a la Campaña, por eso están todos de fiesta. Con alegría, muchos lo acompañaron a celebrar su primera misa en el Santuario Nacional el 7 de octubre pasado.

Esteban Casquero, del Instituto de los Padres Diocesanos de Schoenstatt, fue ordenado sacerdote el 19 de agosto en la localidad de Coronel Suárez – donde ha estado trabajando este año – por manos del Arzobispo Monseñor Guillermo Garlatti. Fue una hermosa y emocionante ceremonia, en la que estuvo acompañado por sacerdotes, representantes de la Campaña, de la Obra Familiar, la Cooperadora, familiares y amigos y las voces de un coro de 50 integrantes. Luego de la ceremonia, fue un grato momento de reencuentro con hermanas y hermanos, que en algunos casos hacía mucho tiempo que no se encontraban personalmente.

En Nuevo Schoenstatt

El 7 de octubre el P.Esteban celebró la Misa en el Santuario Nacional, en Florencio Varela. Para acompañarlo se dieron cita las Madres, los Jóvenes, matrimonios de la Obra Familiar y amigos, tanto de Coronel Suárez como de Bahía Blanca. Todo ello junto al ambiente propio del lugar, enmarcó una muy sentida ceremonia, en la cual no faltaron Alianzas de Amor de nuevas integrantes de la rama de Madres, que son el fruto de la tarea realizada durante mas de tres años, consagraciones del “Hombre Nuevo” por parte de los jóvenes y entrega de imágenes peregrinas.

Cuenta Aníbal Vittone, miembro de la Obra Familiar, sobre lo vivido en Nuevo Schoenstatt: “Recorrimos los sectores del Santuario, contando con la inestimable colaboración de las Hermanas, que para algunos fue volver y para otros fue conocer las dependencias de este maravilloso lugar santo. Los jóvenes tuvieron la dicha de poder conversar de varios temas con el flamante cura y no sólo conocerse sino además planificar futuros encuentros. Esperamos que todo lo vivido en este viaje relámpago nos sirva para emprender con mas energías los desafíos que la Mater nos propone y recordemos que Ella en este trato pone la mayor parte…, a nosotros sólo nos toca colaborar con el uno por ciento…”.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: