Misión personal: un proyecto irrepetible

Misión personal. Ya sólo al leer el título del nuevo libro publicado hace poco por la Editorial Patris de la Argentina, muchas personas – especialmente jóvenes – están en actitud de alerta. José J., de Chile, no solo lo compró luego de verlo en la Oficina de Prensa en Schoenstatt, Alemania, sino que también quiso tener otro para su novia alemana… aunque ella todavía no sabe leer en castellano. Uno de los seminaristas alemanes de los Padres de Schoenstatt lo pide prestado para estudiarlo, y lamenta que no haya una versión en alemán. ¡Felices entonces los que hablan castellano!

El libro contiene lecturas y ejercicios – para hacerlos personalmente o en grupo – para descubrir la misión personal, inspirados en la vida y en la palabra del Padre José Kentenich. A cuarenta años de su muerte, crece la inquietud de muchos por dar un paso más allá del umbral de su fundación, Schoenstatt, y ofrecer su experiencia y concepto pedagógico a círculos más amplios. Para el P. Horacio Sosa fue “una alegría muy personal” escribir el prefacio del libro, “por ser el primer fruto editado como libro del Circulo de Investigación Kentenijiano”, y por tratar un tema clave para el Padre Kentenich: el ideal personal. “Claro que es un tema parcial en el conjunto de la pedagogía y la espiritualidad de Schoenstatt. Pero es decisivo para captar esa inquietud especifica de su creador: contribuir a forjar un tipo de personalidad y de comunidad que estén capacitados para vivir en la época actual, no de forma pasiva, sino como factor co-creador y co-conductor de la Historia Grande, y también de la pequeña de cada uno, de todos los días”.

Puentes entre la experiencia diaria y la reflexión sistemática, entre el pensamiento del Fundador de Schoenstatt y el de valiosos autores contemporáneos

En 2005 el Padre Ángel Strada animó a Maria Gorostiaga a dedicarse a este proyecto. Con el Padre Horacio Sosa (fallecido en diciembre de 2007, poco después de que se terminara de trabajar en el libro) y el Circulo de Investigación Kentenijiano pusieron manos a la obra. “Debemos estar agradecidos a quienes nos muestran caminos para realizar la misión personal”, dice el Padre Ángel Strada en un comentario al libro. “María Gorostiaga lo hace en este libro, por eso nuestra gratitud. La autora tiende puentes entre la experiencia diaria y la reflexión sistemática, entre el pensamiento del Fundador de Schoenstatt y el de valiosos autores contemporáneos. Nos da herramientas concretas para trabajar en una de las más nobles tareas: la realización en libertad del proyecto de vida. Que la lectura de esta obra nos aliente en la fascinante tarea de encontrar y llevar a plenitud ese proyecto que nos hace personas”.

El libro comienza con una presentación de lo que significa creatividad y realización personal, ilustrado en la vida del Padre Kentenich. Llama la atención que la autora comienza su presentación con “un día en el campo de concentración de Dachau”. En el lugar donde lo más probable era que muriera todo tipo de creatividad, aparece la figura del Padre José Kentenich, a quien nadie “logró quebrarlo con el miedo”.

En la primera parte el libro ofrece herramientas para descubrir la misión personal. En la segunda, la autora presenta una serie de actitudes, procesos y estrategias para ayudar a otros a clarificar su propia misión.

La línea general del libro se resume en estas líneas que aparecen como final de la presentación de la autora:

La visión sin acción es un sueño.
La acción sin visión, es pasar el tiempo.
La visión con la acción puede cambiar el mundo.

María Gorostiaga: Misión personal, Editorial Patris Argentina, ISBN: 978-950-9579-72-9

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: