Entronización de un cuadro de la Mater en el Liceo Militar Gral. José María Paz de la provincia de Córdoba

Desde el pasado 5 de septiembre, el Liceo Militar Gral. José María Paz de la provincia de Córdoba, República Argentina, tiene su Reina. Con la delicadeza de una Madre, pero a su vez con la fortaleza de una Reina, ha sabido conquistar en dos años, primero los corazones de los alumnos, luego de los docentes y finalmente el de los directivos militares y desde esa fecha una muy importante imagen ( 1,60 m. x 1,40 m.) de Nuestra Señora de Schoenstatt, preside esa tan querida Institución de Argentina.

Participaron de esa importante ceremonia, el Cnel Zanela ( Director General), el Tte. Cnel. Curellich (Subdirector), el Tte. Cnel Cattáneo (Jefe del Cuerpo de Cadetes), otros altos oficiales y el alumnado en su conjunto, formado en el Patio de Honor.

Ella elige a sus instrumentos aptos

Desde la sencillez en el espíritu y en el silencio de la Oración esperanzada, crecía en los corazones de una misionera y de varias colaboradoras ( algunas desde la oración y otras además sumando peso tras peso…) un anhelo ferviente: que la Mater, como le llaman a la Virgen María cariñosamente, se estableciera en “El Liceo”. Esta escuela de personalidades que es un verdadero orgullo de Córdoba y de la República Argentina en su conjunto, (cuyo nombre Liceo Militar General José María Paz, se acorta en dos profundas y queridas palabras :”El Liceo”) conserva una rica historia de gloria, la cual alimenta día tras día. Una de sus estudiantes ( el Liceo es mixto, por lo que tiene estudiantes cadetes y también cadetas ) recibió la imagen peregrina en la primera entrega de este año y con toda seguridad, mientras la asía entre sus manos, le prometió que no descansaría hasta verla, para siempre, en su Liceo. LA GRAN MISIONERA tomó la muestra profunda de amor de esa cadeta misionera, y comenzó a allanar los caminos para cumplirle su sueño….

La Bandera Argentina la saluda con el máximo honor

La ceremonia dio comienzo puntualmente a las 17 hs. cuando los ocho cadetes que portaban la Imagen de la Virgen ingresaban en el Patio de Honor acompañados por distintas marchas militares que empapaban el aire con una máxima solemnidad.

Ubicada la Imagen frente al Palco, desfilaron ante Ella, los más altos jefes militares de la Institución seguidos de los cadetes secundarios mientras entonaban las estrofas del Himno del Liceo. “Verdad, Justicia y Equidad”, los valores que inculcaron los más grandes próceres de Argentina ( San Martín, Belgrano y Sarmiento entre otros ) están presentes en las estrofas del Himno, y a su paso, las banderas se inclinaban ante la Madre y Reina, en señal de máxima reverencia. Es el mayor respeto que se rinde con una Enseña Patria. La Bandera Argentina, se inclina ante La Reina.

La Santa Misa, presidida por el Capellán de la Institución, P. Mario Manguiaterra tuvo un coro de lujo: el ya tradicional y muy calificado del Liceo Militar pero esta vez acompañado de las Hermanas de María, Hna María Sol y Hna. Sofía. La Homilía fue pronunciada por el Asesor de la Campaña, Federico Piedrabuena ( futuro diácono en pocos meses más) quien compartía con los presentes la gran alegría que experimentaba en su corazón, invitándolos a imaginarse “lo desbordante de alegría que estará el corazón de nuestra querida Virgen María en los cielos “.

La Imagen se entroniza y nuevos misioneros se consagran

Hacia la finalización de la Ceremonia, y a metros de la imagen de San Luis Gonzaga, patrono de la Institución, el P. Mario Manguiaterra invitó a los presentes a trasladarse a la puerta de la Capilla, en cuya entrada comenzó la entronización de la importante imagen de Nuestra Señora de Schoenstatt invitando a todos los presentes a “regocijarse en el amor maternal que la Madre de Dios irradia sin medida”.

Luego de la Bendición, recibió la consagración de 28 nuevos misioneros, 26 de ellos, cadetes tanto masculinos como femeninos y completan la Lista, el Tte. Cnel. Cattáneo y el P. Mario Manguiaterra. ¡ Una verdadera corriente de gracias que ya comienza a sentirse desde el Liceo Militar Gral José María Paz !.

Cielo y Liceo, se escriben con las mismas letras. La Madre de Dios, la Reina del Cielo, es, desde el pasado 5 de Septiembre, …..¡ La Reina del Liceo !

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: