Argentina recuerda el 40° aniversario del fallecimiento del Padre Kentenich

En muchas catedrales y parroquias de Argentina, como en otras muchas en el mundo, el 15 de septiembre se celebraron diversas Misas en memoria del 40° aniversario del fallecimiento del Padre Kentenich, el 15 de septiembre de 1968.

Entre catedrales y parroquias, desde Corrientes a la Patagonia, desde Mendoza a La Plata, se celebró este aniversario en signo de gratitud y a fin de renovar el compromiso con el Padre y su misión.

Buenos Aires: Convocatoria excepcional

El Padre Kentenich daba la bienvenida a todos con su característica sonrisa paternal en la puerta de la catedral a través de una gigantografía lindísima.

La catedral lucía colmada de gente y se respiraba fuertemente un clima de Santuario. No sólo acudió a esta convocatoria la Familia de Schoenstatt sino miembros de otros Movimientos y comunidades también. Asimismo se hicieron presente muchos schoenstattianos de Villa Ballester, La Plata y Florencio Varela, entre otros lugares, pese a que también ese día se celebraban misas en la catedral de La Plata y de San Isidro. Desde uno de los laterales de altar la Auxiliar de la Campaña presidía la ceremonia, bellamente adornada con flores, y con varias peregrinas a sus pies, depositadas instintivamente por los misioneros.

El celebrante principal fue Mons. Eduardo García, Obispo Auxiliar, acompañado, entre otros sacerdotes, por el Director Nacional del Movimiento, Padre Javier Arteaga, el Padre Pastor Achával y el Padre Juan José Riba, de los Padres de Schoenstatt. En su homilía, Mons. García hizo referencia al Padre Kentenich en varias oportunidades como una de las personalidades de “este siglo”, instando a la Familia a regalar su carisma a la Iglesia y no guardarse para sí el don recibido del Padre.

El coro estuvo a cargo de las Hermanas de María, que con sus canciones amenizaron y le dieron marco a la celebración.

Al finalizar la misa nadie quería irse… pese a que la catedral cierra sus puertas a las 19 horas, todos continuaban hablando, felices por la experiencia vivida, durante larguísimo tiempo, incluso en la escalinata afuera de la catedral. Fue verdaderamente un día de gloria. Es que no todos los días se celebran 40 años de regreso a la Casa del Padre del Fundador.

Tucumán lo recuerda

En un domingo de sol radiante, con la Mater saludando desde su Santuario de Tucumán, los schoenstattianos se congregaron para recordar y testimoniar su amor al Fundador. En homenaje a su memoria, sellaron su Alianza de Amor varios enamorados de María, concientes de la misión y responsabilidad de esa Alianza.

Posteriormente compartieron la Santa Misa, en la que las distintas ramas del Movimiento presentaron ofrendas, verdaderos símbolos de su misión.

En peregrinación se trasladaron luego hasta el memorial del Padre Kentenich, donde Norma Benedek, a cargo del Secretariado Padre Kentenich en Tucumán, leyó la oración de beatificación .

Como broche de oro, y “con el corazón en la mano”, los asistentes respondieron: ¡Quedamos en eso! ¡Permanecemos fieles!. Querido Padre José, tus hijos tucumanos vamos contigo. ¡Tu herencia nuestra misión !.

Tandil: una misión probada durante toda su vida

El 15 de septiembre en Tandil, provincia de Buenos Aires, un numeroso grupo de schoenstattianos participó de la Sta. Misa en la parroquia del Smo. Sacramento, la principal de la ciudad, donde desde hace 22 años, la Mater ha sido entronizada junto al Altar Mayor.

La Sta. Misa se ofreció por la canonización del Padre y por la fecundidad de su Obra al servicio de la Iglesia. En la homilía el celebrante habló del Padre y Fundador, de su gran misión, probada duramente durante su vida y sobre todo de su amor a la Iglesia, que en la frase de su epitafio “Dilexit Ecclesiam” resume toda su vida. Finalizada la Sta. Misa los schoenstattianos presentes se reunieron en torno a la imagen de la Mater para renovar la Alianza de Amor y rogar para que la misión del Padre se extienda especialmente en esta ciudad.

Monseñor Zollitsch en Villa La Angostura

¿ Podrá imaginarse por un momento Monseñor Zollitsch, Arzobispo de Friburgo, que su predica del 14 de septiembre en Schoenstatt ya el 15 de septiembre llegó a nuestra Patagonia Argentina ? Clara Bianco Herbón relata: “En la misa del dìa de hoy, 15 de septiembre, pude hacer una breve semblanza del Padre Kentenich y les entregué a los presentes unos souvenirs con la foto del Padre y algunas de sus frases.- Ayer, el 14, en la misa dominical de las 11 hs, cuando le pedí al P. Carlos (que sustituye a nuestro párroco enfermo) la intención por el aniversario de la muerte del Padre Kentenich, me dijo que si bien no conocía mucho sobre el Movimiento, la imagen de la Mater lo había acompañado en sus años de formación en el Seminario y había leído al P Kentenich ( Dios , mi Padre). Decididamente en su opinión, Schoenstatt es una hermosa espiritualidad . (¡Y vaya si lo es!) – Se me ocurrió entonces imprimir la homilía de Monseñor Zollitsch y regalársela, como una manera de presentarle a nuestro Fundador. Fue todo providencial, porque no éramos muchos pero todos, luego de la misa, preguntaban sobre detalles de la vida del Fundador.-Fue hermoso!! Si bien somos poquitas , apenas cinco misioneras, nos sentimos muy unidas a la Familia y eso nos da mucha fuerza.”

Mendoza: Libertad, paternidad, unión íntima a María

En Mendoza Capital, parroquia Santiago Apóstol se celebró junto al Padre Kentenich, muchos de nosotros, sus hijos espirituales y tres sacerdotes de la Aquidiócesis de Mendoza, la Sta. Misa dedicada a la festividad de los siete dolores de María: “Nuestro corazón latía con una enorme fuerza al pensar que un día como hoy, después de celebrar la santa Misa, después de acercar a Jesucristo Eucaristía a tantas personas, el P. Kentenich partió de regreso a la Casa del Padre en Schoenstatt Alemania. Toda la Familia de Schoenstatt de Mendoza se hizo presente en una de las Iglesias más importantes ( está ubicada en el casco céntrico). Allí nos dimos cuenta que éramos muchos los que latíamos al mismo son, alrededor de 500 personas acudieron a pesar de ser día lunes. Familias, juventudes, madres, profesionales, niños, alumnos del Centro Educativo Dios Padre con sus abanderados portando la bandera papal, la provincial y la nacional se hicieron presente en el lugar.

El P. Godino -párroco de dicha Iglesia-, en la Homilía resaltó tres cualidades relevantes del P. Kentenich, su “libertad”, su “paternidad”, transparente de la paternidad de Dios Padre, y la “unión íntima con María” que lo hace transparente de la maternidad de María. La Madre acogió en su corazón a su hijo y su hijo la recibió en su corazón, como Juan al pie de la Cruz. La Hna. Catalina, al finalizar la Sta. Misa, agradeció a la Iglesia representada por los tres sacerdotes, el permitir al Movimiento de Schoenstatt desarrollarse en la Diócesis de Mendoza, y agradeció a la Familia de Schoenstatt por estar presente allí, como testimonios del P. Kentenich para que la Iglesia lo canonice pronto.

El P. Godino, rezó antes de dar la bendición final la oración de la novena, donde le pedimos a la Madre Reina y Victoriosa Tres veces Admirable de Schoenstatt que se glorifique a través del P. Kentenich, nos escuche en nuestras necesidades, y le conceda pronto el honor de los altares para gloria de Dios Trino. Con la bendición final nos retiramos con un gozo especial en el corazón, por haber compartido como familia del P. Kentenich la Sta. Misa, y junto con la Iglesia nos comprometíamos a luchar diariamente por lograr la santidad.”

Lavalle, Corrientes: un cuadro del Padre que llegó desde el Santuario Original

El 14 de septiembre en la Iglesia del Perpetuo Socorro en Lavalle concelebraron la Santa Misa el P. Rodolfo, el P. José y el P. Luis. Habíamos recibido desde el Schoenstatt una foto del P. Kenenich y quisimos presentarla como Ofrenda en esa Celebración y a su vez con un pedido especial: que pronto tenga el honor de los altares.

En Goya se rezó el 15 de septiembre, puntualmente a las 17,00 hs, el Santo Rosario a la Mater en agradecimiento por la vida de su profeta, el P. Kentenich y por su pronta beatificación.

Rauch: El Padre presente en nuestra Parroquia

El matrimonio Zudaire relata: Pedimos que la Imagen de Gracias auxiliar de la Campaña ocupara un lugar privilegiado en el templo, momentos antes de celebrar la Misa conmemorativa del 40º aniversario del fallecimiento del Padre Fundador. “Por supuesto”, dijo el Párroco, y “también podrían haber traído una foto del P. Kentenich”. Providencialmente teníamos en un auto la imagen del memorial que próximamente inauguraremos en “Campo del Cielo”, y de inmediato la foto grande estuvo al lado de su querida Mater. Leímos una excelente síntesis biográfica, y, -con más fieles que en algunas Misas dominicales-, pedimos “que vuelvan a llenarse las amplias naves” de la Parroquia, que nuestra ciudad y campo se transformen en pueblo de María, que nuestro carisma esté siempre al servicio de la Iglesia y el Mundo, que hagamos realidad el “canonícenlo ustedes”… y en varias oportunidades el P. Juan Ángel imploró por la pronta beatificación del Padre.

Finalizando la Misa, el Sacerdote bendijo el cuadro con la foto, y ante la imagen auxiliar todos rezamos la “pequeña consagración”, ¡Oh, Señora mía!

Lo más importante: la persona de nuestro Fundador venció habituales resistencias y se manifestó aceptado y reconocido en la comunidad parroquial. ¿Cómo no alegrarnos, si después de veinte años del Movimiento en Rauch, por primera vez, muchos oyeron, oficialmente, cuanto amó a la Iglesia?

En Villa Warcalde-Córdoba, la Familia se reunió junto al Santuario.

Nuevas generaciones y representantes de la Fundadora ( Nelly y Tulio Quargnenti entre otros), se reunieron en un día soleado y transparente, que presagiaba un encuentro de corazones en el Padre. Este Santuario, que en pocos días más cumplirá 40 años, ha sido el primero que el P. Kentenich bendijo desde el cielo y su Familia…¡Se dio cita en torno a él!.

La Santa Misa fue celebrada por el jóven P. Andres (sacerdote salesiano) quien manifestó conocer al P. Kentenich pero ” voy a ahondar un poco más en su fascinante personalidad”. Tras una breve plática, pidió a la Hna. Sofía que compartiera con la feligresía una breve reflexión sobre Kentenich. La Hermana, con su fina naturalidad confesó que esa era ¡ ” La primera vez que daba una Homilía !”. Resaltó en su reflexión sobre el P. Kentenich, la voluntad de Dios en que partiera el mismo día que se celebraba Nuestra Sra. De los Dolores. El profeta de María regresaba al Padre…..¡ En un día de María !. Terminó la ceremonia con el rezo de la oración de beatificación que previamente había repartido el Secretariado P. Kentenich y luego el coro entonaba “Grande es el cariño….”.

De tu mano, Padre

Silvia y Gustavo Gaias comparten con todos una imagen, tomada en Schoenstatt, (durante la Jornada Nacional de Pastoral),  con su pequeña hijita, María Reina, tomada de las manos del Padre, y una oracion que broto al mirarla:

Que tomados de su mano nos sintamos niños pequeños,
que confiemos en su paternal conducción,
a pesar de las dificultades y los obstaculos,
que nuestras vidas sean espejos de su entrega filial y confiada a nuestra Madre.
Que seamos confiados, audaces y atrevidos, espontáneos,ariesgados, como lo supo ser nuestro Padre.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: