Inauguración de la nueve sede de Schoenstatt en Pilar

Federico Dumas. El 8 de diciembre próximo, fiesta de la Anunciación de la Virgen, se bendecirá una ermita de la Mater en el terreno de la nueve sede de Schoenstatt en Pilar, Provincia de Buenos Aires. Ya está definida la ubicación de esta ermita, para que se pueda conquistar entre muchos con aportes al Capital de Gracias.

El 9 de julio pasado tuvo lugar la misa de inauguración de la nueva sede de Schoenstatt en Pilar, Argentina, que fue presidida por el P. Juan Pablo Catoggio, Superior del Instituto de los Padres de la región. Fueron concelebrantes los Padres Ángel Strada, Vicesuperior General de los Padres de Schoenstatt, Ramón Villa, párroco de Pilar, y Benjamín Pereira, asesor del Movimiento en la diócesis. La Mater se ocupó de regalarles un día soleado con una temperatura agradable por más que era pleno invierno. Participaron más de 400 personas de Pilar y zonas cercanas. Luego de la ceremonia que concluyó con la bendición de la casa, se sirvió un almuerzo a la parrilla y pastelitos criollos; fue una muy animada convivencia con muchos vínculos entre todos los participantes.

Un arco iris en el cielo

Después de una intensa búsqueda de más de 4 años, la Mater indicó que quería establecerse en este lugar por medio de un arco iris que apareció en el cielo cuando se visitó este predio con una de las familias donantes. Esta compra ha sido posible gracias a la generosidad de dos familias de Pilar que donaron los fondos necesarios para esta adquisición. El terreno tiene una superficie de 3.4 hectáreas, un parque con una frondosa arboleda y varias instalaciones edilicias – una casa de 250 mt2, una casa para caseros, pileta, galpón – que permite su utilización para las actividades del Movimiento desde el comienzo de su posesión. La propiedad se ha puesto a nombre del Instituto Secular de los Padres de Schoenstatt y la administración está a cargo de Servus Mariae Asociación Civil formada por los laicos.

Ahora se dedicarán todos los esfuerzos a continuar con el desarrollo del Movimiento de Schoenstatt para que Dios quiera que en un futuro no muy distante se pueda bendecir un Santuario.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: