Cinco años de la ermita en Rafaela

Norma Meinardi. El viernes 22 de agosto, día en que la Iglesia celebra a la Santísima Virgen María Reina, la ermita “Nuestra Señora de Schoenstatt” de Rafaela, Provincia de Santa Fe, Argentina, cumplió cinco años, en un marco de júbilo, en una hermosa tarde soleada y serena de invierno.

Sin duda, la ermita es un lugar donde se viven intensos momentos de oración, de recogimiento y de sosiego en contacto con la naturaleza, signo éste de la presencia de la Madre Tres Veces Admirable, portadora de las gracias del cobijamiento, de la transformación interior y del envío apostólico.

Congregados misioneros, misionados y amigos de la Campaña del Rosario de la Virgen Peregrina en la puerta principal del “Bosquecito Besaccia”, predio en el que se erige la ermita, caminaron meditando y rezando los misterios gozosos del Santo Rosario al encuentro de la Mater, a quien ofrecieron, como contribución al Capital de Gracias sus oraciones y sus vidas, rosas rojas como respuesta al amor de María y rosarios como símbolo del compromiso de los misioneros de llevar a Cristo de manos de su Madre a las familias, a los enfermos, a las fábricas, a los hospitales, a los jóvenes, a los niños y a los privados de la libertad.

Siguiendo los pasos de Don Joao

Además, los misioneros dejaron simbólicamente al cuidado de la Mater las imágenes, durante el tiempo de reposo anual de la misión.

Seguidamente, el Padre Walter Perelló celebró la Eucaristía en un contexto de paz, rezando para que la Campaña pueda llegar a los lugares más necesitados del amor de Dios y que los misioneros sean perseverantes y la sostengan con firmeza siguiendo los pasos de Don Joao.

Al finalizar, con la seguridad de que ELLA ES LA GRAN MISIONERA, ELLA OBRARÁ MILAGROS, se convocó a los misioneros a renovar el compromiso anual, el día 15 de setiembre en la Catedral San Rafael.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: