X Jornada de Bioética a la luz de los 40 años de la Encíclica Humanae Vitae de Pablo VI

NUEVO SCHOENSTATT, Maria Silvina Rocca. El 14 de Junio se llevó a cabo la X Jornada de Bioética en Nuevo Schoenstatt, Florencio Varela, Argentina, organizada por la Comisión de Bioética Padre José Kentenich, del Instituto Secular de Schoenstatt, Hermanas de María, sobre el tema “Cuestiones bioéticas en torno al amor matrimonial”.

Monseñor Luís Stöckler, Obispo de Quilmes, abrió la Jornada con una Oración. La Hna. Elisa Monachessi, Superiora Provincial del Instituto de las Hermanas de María dio la bienvenida a los casi 400 participantes, sin contar a quienes siguieron las conferencias por Internet y por la radio del Arzobispado de Buenos Aires.

Renate y Norbert Martin, jefes de Federación Apostólica de Familias de Schoenstatt presentaron su libro “Construyendo el Nosotros, regulación natural de la fertilidad”

Participaron con sus exposiciones en la mañana : Monseñor Elio Sgreccia, Presidente de la Pontificia Academia para la Vida, quien destacó el significado auténtico de la Encíclica Humanae Vitae explicando el contexto cultural en el que fue promulgada y resaltando la totalidad, exclusividad, fidelidad y fecundidad como características del amor conyugal , señaló cómo a veces el matrimonio aparece desvinculado del amor benevolente y cae en las redes de una forma de vida secularista, atrapada por la búsqueda del placer y el consumo desmedido que propone la cultura actual; el Dr. Luís Jensen, miembro del Consejo General del Instituto de Familias expuso la estructura y dinámica antropológica y psicológica de la corporeidad sexuada en su plena personalización.

Realizar y proteger el amor matrimonial

En esta Jornada los presentes tuvieron la oportunidad de reflexionar sobre los valores propios de la vida matrimonial y sus responsabilidades correspondientes para poder articular una visión integral de los aspectos fisiológicos y psicológicos del matrimonio a la luz de la antropología y la ética del amor. Con este fin, en la tarde, el Dr. Eduardo Castelnovo expuso acerca de las contraindicaciones médicas de los contraceptivos mientras que el Dr. Walter Fernández Medina explicó las bondades clínicas de la regulación natural; ambos temas generalmente poco divulgados. La Dra. Zelmira Bottíni de Rey evaluó críticamente la política pública sobre el tema y presentó opciones educativas a favor del respeto a la unidad entre intimidad y fecundidad. José y Vicky de Vedia de la Liga Pareja a Pareja y miembros de la Federación de Familias, dieron su testimonio acerca de la castidad matrimonial, como virtud que realiza y protege el amor matrimonial. Monseñor Maurizio Calípari enmarcó la realidad matrimonial en el contexto de la ley natural de la cual emana una moral universal y objetiva. Para finalizar, la Dra. Hna. Elena Lugo mostró cómo el amor matrimonial y el amor virginal representan modalidades complementarias para que la persona pueda realizarse, perfeccionarse y santificarse. De esta forma la Dra. recapituló sus palabras iniciales sobre la realidad natural del matrimonio constituído por los tres pilares: persona, amor y vida.

Los coordinadores de la Jornada fueron el Dr. Hernán Schulz y su señora la Lic. Marina Alcetegaray de Schulz, matrimonio instructor de planificación natural de la familia, miembro de la Liga Pareja a Pareja de Argentina. La organización de la Jornada estuvo, como todos los años, a cargo de la Hna. M. Virginia Perera.

Como es ya tradición la jornada se realizó a la sombra del Santuario Nacional de Schoenstatt, desde allí la Santísima Virgen nos acompaño como Madre y Educadora, como custodia de la Cultura de la Vida.

Unos Testimonios de la Décima jornada de Bioética

Santiago:
“Por gracia de Dios, participé de la X Jornada de Bioética en Florencio Varela, el sábado pasado. Desde hace un tiempo bastante largo, he sentido en mi oración personal, la invitación de Jesús a formarme en la Bioética Católica. Si bien no sabía por cual camino debía seguirlo -dentro de la Bioética- confiaba en que Él, me lo mostraría en su momento. Creo, profundamente que la Bioética puede ayudar y contribuir de manera muy especial a la formación intelectual como espiritual, en este ámbito tan secularizado. Agradezco profundamente el haber asistido a la Jornada, no conozco a la hermana Elena pero le agradezco su presentación y enseñanza como a todos los expositores. Me encantaría formar un grupo de periodistas especializados en bioética”

Lucía:
“Esta Jornada abrió mi mente y me dio las respuestas necesarias a todas mis dudas. Estoy totalmente de acuerdo con Monseñor Elio Sgreccia que la familia debe ser el primer núcleo vital, dónde debe reinar el amor, la solidaridad, la ternura, el amor desinteresado, y sobretodo que se viva en la familia un clima de ALEGRIA Me pareció muy simpático lo que dijo Monseñor Elio Sgreccia que la alegría es más importante que la falta de petróleo. Con alegría tenemos nuestro propio combustible que es vital para la vida. Me encantó la Jornada estuvo muy amena e interesante’’

Patricia:
“Coincido totalmente con la hermana Elena Lugo que para que no exista un empobrecimiento de la ternura, no debemos entrar en una relación amorosa de “te doy si tu me das”…Esta parte de su discurso me pareció brillante.”

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: