15º aniversario del Santuario de Schoenstatt en Rosario, “Santuario de la Santísima Trinidad, con María, corazón de la Iglesia”

ROSARIO, Joaquín Lavini. Un soleado domingo de otoño fue el marco de los festejos del decimoquinto aniversario de la bendición del Santuario de Ntra. Señora de Schoenstatt en Rosario, importante ciudad de la provincia de Santa Fe.

Un número cercano al millar de feligreses de todas las parroquias brindó su calidez y devoción a una fiesta mariana por excelencia. Se inicio por la mañana del domingo 8 de junio con testimonios apoyados en multimedia de quienes fueron testigos de la construcción y bendición del Santuario. Al mediodía se compartió el almuerzo a la canasta para luego asistir a tres exposiciones, la primera del director nacional del Movimiento de Schoenstatt P. Javier Arteaga quien se refirió a la esencia de la Alianza de Amor con María como el eje de la vida del Santuario. Luego el P. Ernesto Fernández explicitó lo que significa el ideal y misión del Santuario, y finalmente el P. Roberto Monachessi desmenuzó la oración de Consagración del Ideal motivando a una profunda meditación.

A las 15.30 hs. con la presidencia del Arzobispo de Rosario, Mons. José Luis Mollaghan, acompañado de varios sacerdotes concelebrantes, comenzó la solemne Sta. Misa. Durante la misma varias personas y matrimonios sellaron su Alianza de Amor con María que fue recibida por el Arzobispo.

Viendo el rostro de los que menos tienen

Este dijo en su homilía: “Felicito a la Familia de Schoenstatt de Rosario por estos quince años de vida fecunda y por la misericordia que Dios debe haber derramado en este tiempo sobre la misma.”

Refiriéndose a la crisis por la que esta pasando la Argentina, dijo también “que en nuestra Patria la misericordia nos debe mover a recuperar la capacidad de compartir como dice la campaña de Caritas: “viendo el rostro de los que menos tienen”, la desigualdad nos debe mover a ser más misericordiosos con ellos.”

Continuó diciendo: “Elevo una oración por nuestro campo y pregunto: ¿seguiremos confrontados? ¿seremos capaces de fundar nuestros vínculos en un diálogo sincero y constructivo? Los exhorto a acompañarme en la oración, en una súplica que se convierta en una vida de más unión. Pongamos estas inquietudes en manos de Nuestra Madre y de Jesús para que nuestra vida se transforme en misionera y acompañemos a los demás.”

Al culminar, todos los presentes rodearon el Santuario en un abrazo cantándole el cumpleaños feliz, mientras se realizaba una suelta de globos con mensajes marianos.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: