Consagración de misioneras en el Santuario de Tucumán

Silvia Losada. La agradable tarde del domingo invitaba a concurrir al Santuario. No era para menos: ese 8 de junio se consagraban nuevas misioneras deseosas de llevar a la Mater, en sus imágenes peregrinas, a las familias y también a los no videntes.

Con gran alegría, compartieron la consagración de varias jóvenes que darán su fuego y frescura a la Campaña del Rosario. ¡Bienvenidas, chicas!

Discípulos misioneros“, testigos de Jesús dispuestos a sembrar la semilla de la esperanza, el amor, los valores, en esta patria que tanto necesita del diálogo y entendimiento de sus habitantes.

El Padre Pablo Mullin entregó cada imagen y el “Ella es la Gran Misionera, Ella obrará milagros” fue repetido de manera emocionada por todos los que participaban de la ceremonia.

¡Sí, Madre! ¡Necesitamos que obres milagros de amor, que aquietes los corazones y los transformes, para que nuestra patria sea esa Argentina que todos queremos y por la que rezamos!

Posteriormente rezaron el Rosario y la oración por la Patria y el Padre Pablo celebró la Santa Misa, culminación de este hermoso y bendecido día.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: