Primer aniversario de la ermita de la Escuela San Benjamín de La Plata

LA PLATA, Silvia Gaias. El 18 de abril, la ermita de la Escuela San Benjamín de La Plata cumplió su primer año. Ese día los chicos de todo el nivel primario se reunieron en torno a la Virgen y se consagraron a Ella, junto a sus maestras, profesoras y directivos como sus pequeños instrumentos.

La ermita fue una forma de acercar el Santuario a los chicos, a sus familias y a la gente del barrio que conocía a la Mater a través de la Virgen Peregrina, que recorre los hogares de los vecinos y de los niños, ya que hay muchos misioneritos en la escuela. La iniciativa de su construcción surgió en marzo de 2007, cuando se restauró el templo parroquial, y se puso bajo la protección de la Mater la comunidad educativa.

Donde todos los días van a jugar y a rezar con nuestra Madre del Cielo.

La ermita está ubicada dentro de la Comunidad Educativa y Parroquial del Colegio San Benjamín, un colegio católico, en el corazón de la manzana donde está la parroquia que lleva el mismo nombre, San Benjamín, en el Barrio de Los Hornos.

Los chicos de la escuela primaria en tercer año reciben la Confirmación y en cuarto su Primera Comunión Eucarística. Se han valorado al Bautismo y la Confirmación como sacramentos de iniciación y la Eucaristía como el sacramento de la participación plena y del gran Encuentro con Jesús. Los niños realizan su Primera Confesión durante la cuaresma, al comienzo de clases en Tercer año; para esto se preparan durante todo segundo año, realizando tareas junto a sus familiares y docentes.

Ellos han sido junto a sus familiares -pap ás y abuelos- los que han trabajado para regalarle el jardín a la Mater, durante hermosas tardes de sol. Realizaron una campaña para que los chicos de otros cursos traigan plantitas y así embellecer el lugar donde todos los días van a jugar y a rezar con nuestra Madre del Cielo.

En 2009 la Escuela Primaria cumplirá 50 años, por lo que quieren coronar a la Madre como Reina de una Escuela- Hogar, para construir una Patria-Familia y regalarle desde lo simple y lo cotidiano su trabajo, sus alegrías, sus esfuerzos: ¡Todo es posible si nos tomamos de su mano!

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: