La Federación de Madres en la Argentina y en Paraguay festeja el vigésimo aniversario de su fundación

Matilde Di Battista de Giménez. En Sión, Florencio Varela, Argentina, se celebraron y festejaron los 20 años de la Federación de Madres de la Argentina y Paraguay.

El 12 de abril se realizó en Sión, en la casa central de los Padres de Schoenstatt de la Región del Padre, la Jornada anual de la Federación de Madres de la región metropolitana. Fue una jornada de intenso trabajo donde se recordó el día en que la madre del Padre Kentenich lo consagró a la Sma. Virgen al ingresar al orfanato San Vicente en Oberhausen, Alemania. También se festejaron los 20 años de fundación de la Federación de Madres en la Argentina y Paraguay.

La misión que asumen

La misión que tienen y asumen cada vez de nuevo, la expresan de la siguiente manera:

Convocadas y elegidas por el Padre, llamadas a la misión, las madres nos sabemos instrumentos de María para una gran tarea. Ella nos elige y da las gracias necesarias para poder realizar la misión. Llamadas a una auténtica y continua vocación a la santidad, con espíritu comunitario y apostólico a disposición de la Mater. Llamadas como madres y mujeres a ser continuadoras de la misión del Padre Kentenich para la renovación religiosa y moral del mundo La misión de la mujer es ser toda alma, toda entrega y toda pureza a imagen de María. A pesar de nuestros problemas, dificultades, limitaciones, inseguridades y cruces, queremos confiar como hijas fieles del Padre y de la Mater, arraigadas y ancladas en su corazón y en el Santuario. Que la alegría que hoy nos da ser una federada sea una invitación y desafío permanente a la magnanimidad, impulsadas por la victoriosidad de nuestra Madre y Reina.

Agradecimiento

Preparándose para los 90 años de Hörde (el 20 de agosto de 1919 se fundó en la ciudad de Hörde, Alemania, la Federación Apostólica de Schoenstatt) celebraron el 12 de abril los 20 años con la fecundidad de 23 cursos (19 en la Argentina y 4 en Paraguay), regalos del Padre y la Mater a quien agradecen profundamente por haberlas elegido y regalado la Federación.

Agradecen a la Hermana M. Regina y al Padre Antonio Cosp, a la Hermana M. Fiatis – ya en el Schoenstatt eterno – y a todos los asesores y asesoras anteriores que desde la fundación colaboraron siendo instrumentos para el crecimiento de la federación.

Después de un intenso día de trabajo y de festejo, compartieron la Eucaristía finalizando así la Jornada Anual y partieron hacia sus hogares encendidas por la misión, dispuestas a trabajar.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: