Comienzo del año schoenstattiano en La Loma, Paraná

PARANÁ, Tita Ríos. “¡Hola! ¡Volvimos!”: así se saluda a familiares, amigos o vecinos después de la larga época de las vacaciones. “¡Hola! ¡Volvimos!”: esta vez fue la Familia de Schoenstatt de Paraná quien dijo esto a los hermanos y sobre todo a la Mater en su Santuario. Se reunió en el Santuario de La Loma para la así llamada jornada de arranque. “¡Hola! ¡Volvimos!”, junto a la Mater a darnos la mano y seguir adelante”.

El encuentro fue organizado por el equipo de espiritualidad: la Familia fue convocada junto al Santuario de la Madre y Reina, a fin de poner todo el año bajo su cuidado y protección. Acompañados por oraciones y cantos de la Juventud Masculina, en un clima de alegría, los participantes se dirigieron en procesión al Santuario. Ya ubicados y ansiosos por participar en todo, se recordó el origen de las Jornadas de arranque como una renovación de los vínculos familiares. Actualmente ya es una tradición la Jornada de arranque, para decirse mutuamente: “¡Hola! ¡Volvimos!: junto a la Mater a darnos la mano y seguir adelante”. Se presentaron los nuevos coordinadores del consejo diocesano, Héctor y Mariela Passi, se les agradeció a los jefes de espiritualidad Tito y Rosita Elizalde y se les dio la bienvenida a muchos jóvenes.

El Padre Kentenich – que convocó a la Familia de Schoenstatt en Alemania entre 1946 y 1950, y después de su exilio en los años 1966 y 1967 a jornadas presididas por él (las llamadas jornadas de octubre o jornadas de Navidad) – vio la necesidad de la Familia de tener encuentros en torno al Madre y de encenderse de nuevo en el fuego de la Alianza junto al Santuario.

La convocatoria de los grandes aniversarios

Hay tres grandes aniversarios en el futuro cercano: la Familia de Schoenstatt de Paraná pronto cumplirá 50 años: se hace un llamado a hacer un listado de todo lo que hay que agradecer en tantos años, rezar y preparar las bodas de oro de Familia de la Providencia a partir del 15 de agosto. En 2010, se celebra el Bicentenario de la Argentina. Se pregunta: ¿que le regala Schoenstatt, a la patria de hoy? Y finalmente el 18 de octubre de 2014 se festejará el centenario de la Alianza de Amor, y con ello el nacimiento de Schoenstatt.

La iluminación del tema central, el lema anual del Movimiento para 2008, la dieron Chari y Carlos Nesa, de la Federación de Familias, motivando la realización de un taller muy bien preparado, con intercambio entre las distintas ramas y acciones.

Las juventudes masculinas y femenina sorprendieron a los participantes presentando un proyecto que nació después de las misiones familiares de Sauce de Luna y Alcaraz. Expresaron “que no pueden callar lo que han visto y oído” y desean lanzarlo para el año 2009 como un regalo a la Mater desde La Loma.

Las Familias de La Plata regalaron un paño con la Cruz de la Unidad como capitalario y los jóvenes de aquí pintaron el Santuario. Quedo colgado en el salón para que todos puedan marcar con pequeñas cruces lo ofrecido por las misiones.

La Eucaristía final reunió la gratitud de todos los presentes expresada en los aportes del taller.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: