Mil Avemarías en Adoración y Jornada de reflexión

ARGENTINA, Diana Zunini. Como camino al Santuario de la Madre y Reina del Pueblo de Paso Mayor estaba intransitable, la Jornada de oración y reflexión de la Campaña del Rosario se realizó en la Capilla San Cayetano de Bahía Blanca.

Unidos espiritualmente al Santuario de la Madre y Reina del Pueblo de Paso Mayor, a las 10 de la mañana, con la exposición del Santísimo, comenzó la oración de las Mil Avemarías en adoración. Frente a cada misterio se ofrecían las dificultades que cada uno tenía en su corazón, pidiendo que el Espíritu las transforme.

Paralelamente otro grupo, en las aulas del Colegio, comenzaba las reflexiones y a compartir experiencias sobre: la transformación interior. Como es habitual, luego hubo intercambio de grupos, para que todos puedan rezar y reflexionar.

El camino de la fe es un camino de transformación

Por la tarde llegó el momento del plenario, donde se expuso el resumen de las experiencias compartidas. Así se dijo: “La primera transformación de la persona ocurre cuando se está gestando en el seno de la madre, hasta que nace a la vida; luego el camino de transformación que nos ofrece la Iglesia: el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía, la vida plena, como lo máximo que recibe la persona”. También la transformación que regala la Madre en el Santuario, “cómo el fuego del amor de la Madre transforma, experimentado en la propia vida, misionera y familiar. El camino de la fe es un camino de transformación”. También se dijo que las crisis son un momento de gran transformación, donde la persona puede enojarse, pero también puede aprovecharlas para crecer, sobre todo cuando se siente vinculada a otros hermanos que la ayudan, la acogen. Una misionera expresó: “cuando murió mi mamá no sentí desprendimiento, porque lo más importante fue el vínculo con los demás, cómo me acompañaron en ese momento”. Otro testimonio: “cuando se conoce a Jesús, pero más que conocerlo, cuando se decide seguirlo, allí hay que elegir y eso supone también una transformación de la propia vida, que puede traer dificultades; pero decir sí cuando se siente el llamado también es transformación”. Se presentó a la Campaña como camino de transformación propia y de nuestros hermanos; “poder hacer la vida distinta, morir para volver a nacer”.

Un corazón renovado para seguir en la misión

Finalmente se decidió seguir con el mismo lema que el año anterior: “En Alianza con María transformemos nuestra vida”. De los cuatro años que caminamos en esta Novena al 2014, en tres de los lemas aparece la palabra: transformación. Cómo nuestro Santuario de Paso Mayor, de la Pascua y Resurrección, nos llama a vivir y nos regala la gracia de la transformación.

Todo concluyó con la Misa, celebrada por el P.Juan D”Amico. En la celebración se pidió especialmente por la misión de la Campaña en África, en la región de los grandes lagos, donde en estos meses la Tercera Auxiliar internacinal de la Campaña visita a los pueblos, por los nuevos misioneros y Alianzas, y donde tienen el anhelo de coronar a la Mater como reina de la Paz.

En las ofrendas cada misionero entregó un grano de incienso que se quemó en el Capitalario, ofreciendo aquello que quiere cambiar, trasnformar en su propia vida y recibió una medalla en forma de corazón, como símbolo de un corazón renovado para seguir con fuerzas nuevas en la misión.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: