Nueva ermita en Adolfo González Chávez, Bahía Blanca

8b0233arg-ermitas-testimonios0011.jpg

El 23 de febrero otro rincón de la Argentina se transformó en tierra santa, cuando se bendijo una nueva ermita – ¡capaz que a esta altura no es ya la más nueva! – en un campo cerca de Adolfo González Chávez en la arquidiócesis de Bahía Blanca. Una vela y una rosa del Rosario Iluminado que se rezó ese mismo día en Schoenstatt fueron destinadas para ese nuevo lugar de gracias y todos los que rezan allí.

“Todo estuvo muy bonito y se sintió la presencia de la Mater junto a nosotros en ese rinconcito del campo”, cuenta Marinés Garda de Gariglio. El Padre Rubén bendijo la ermita, estuvieron presentes los sacerdotes de la parroquia y los familiares. El día de la bendición, Marinés Garda de Gariglio con gratitud y alegría llevó a al nueva ermita su Peregrina con la que está misionando desde el año 1994.

¡Cuánta vida!

¡Cuanta vida se va a despertar desde esta ermita! Como la vida que se puede sentir y ver en las miles de ermitas en todo el país. Cuenta Elisa Lasalle, de Villa General Belgrano, donde desde hace dos años hay una ermita:

“Hace un rato estuve rezando el Santo Rosario en la Ermita, está muy linda. Hace un tiempo nos encontramos con unos nuevos maceteros de madera, parecidos a los que ya tenía, con flores muy bonitas, no sabemos quien los llevó, seguramente alguien en agradecimiento por algún favor recibido.

Estaba sola, sentí una paz tan grande como si la Mater estuviera conmigo, contemplaba las sierras a lo lejos y la cantidad y diversidad de árboles en el entorno, por lo que los verdes son absolutamente distintos. La estatua del Sagrado Corazón de Jesús en el bellísimo Jardín del Colegio me acompañaba y un poco más allá contemplaba la capillita con su hermoso campanario, realmente un regalo del Padre. Allí sí que estoy pisando “suelo santo”.

Se acercó una señora a rezar y le regalé estampas de la Mater, también encontré un papel con agradecimientos para Ella. Una señorita, Teresita Caldarella, quien se puso muy feliz al encontrar la ermita, es misionera en otra ciudad, Marcos Juárez, bastante lejana de aquí, dentro de la misma Provincia de Córdoba, y nos pide oraciones.

El lunes 29 de enero tuvimos la sorpresiva visita aquí en casa del Padre Guillermo Cassone, que ahora ya está en Roma. Vino acompañado del Obispo de Caacupé, Paraguay, también sacerdote schoenstattiano, se quedaron unos quince minutos que disfrutamos mucho…”

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: