Visita del Padre Argemiro Ferracioli, postulador del proceso de canonización de Don Joao Pozzobon a San Isidro

7b1097sp-arg-san-isidro-cr0001.jpg

mkf. El Padre Argemiro Ferracioli, postulador del proceso de canonización de Don Joao Pozzobon, proceso que según las palabras del Padre Ángel Strada puede ser cerrado dentro de pocos meses a nivel diocesano y llegar a Roma, el 16 de septiembre visitó San Isidro , donde tuvo un encuentro con los misioneros de la Campaña del Rosario.En enero de este año, cuenta Ana Lucía Ivaldi, de Villa Ballester, nos reunimos con Rita con el deseo de organizar una Jornadita y compartirla con otras comunidades hermanas de la Campaña.Pasaron los días, los meses y el proyecto no prosperó, pero cuando la Virgen lo desea, Ella hace maravillas y nos ayuda a hacer maravillas.

Hoy estamos en San Isidro estrechando vínculos, Eucaristía, rezo comunitario en el Santuario, experiencias de trabajo, y fundamentalmente viviendo la alegría y la plenitud del reencuentro. La Madre no deja de sorprenderme, Ella anhelaba este encuentro y nos facilitó todo para realizarlo. Como decía Don Joao: “Y uno se queda admirado de cuantas cosas se pueden hacer cuando se deja que la gracia actúe”. ¡Y sí que la gracia actuó!

Nos visitó el Padre Argemiro, el matrimonio Echevarria, Ottolenghi y Bieule , los pioneros, los iniciadores de la Campaña argentina, misioneros de las diócesis de La Plata, Ballester, Belgrano, Flores, Devoto, la Misión taxistas, misioneros, misionados y amigos de la Campaña. ¡Una gran romería!

Un mar de gracias que nos sostiene y mantiene viva la llama del primer amor, ese fuego sagrado que se traduce en misión, en compromiso renovado cada año. Anhelamos que estos encuentros se puedan realizar en el futuro en distintas diócesis para formarnos en el espíritu de Don Joao, entendiendo y viviendo, como él, el amor a la Mater, al Padre Fundador, la vinculación al Santuario y a toda la Familia. ¡Que la Campaña sea una luz en la noche y la familia misionera la encargada de hacerla brillar!

Entrega heroica y total

Para nosotros, como humildes burritos de la Mater poder realizar un encuentro de confraternización con motivo de la visita del Padre Argemiro a San Isidro fue realmente un aporte inmenso, cuentan Alicia y Miguel Bellone, de La Plata. Ellos participaron aunque apenas unos días antes habían vuelto de Santa María, Brasil, donde pudieron escucharlo al Padre Argemiro. “Fue muy lindo escuchar resonar esas palabras del Padre y hermoso cuando lo fundamentó viendo cómo vivía Don Joao -como discípulo de nuestro Padre y Fundador- la entrega total a su misión, el heroísmo, el amor hacia el prójimo y su familia, la alianza de Amor y su vinculación hasta la muerte con su Santuario Tabor, la fe práctica en la Divina Providencia y muy especialmente la santidad de la vida diaria.

A pesar de saber que siempre Don Joao se consideró un hijo del Padre Fundador, a quien escribió innumerables veces pidiendo su aprobación, fue muy lindo unir todo y reencendernos sabiendo que la Campaña está en el corazón mismo de Schoenstatt con una sencillez inmensa pero también con la grandeza de aspirar a lo máximo en nuestra santidad tal como lo hacía Don Joao.

También fue central haber realizado un rosario meditado alabando al Santísimo. Fue un momento de una profundidad espiritual que nos dejó a todos con mucha paz interior.

Estamos convencidos de que tanto nuestro Padre como Don Joao estarán regocijados en el cielo de ver tantos misioneros reunidos compartiendo experiencias y educándose para una causa tan noble”.

Espiritualidad y pedagogía aplicadas a la vida

Desde el viernes 14 hasta el lunes 16 de septiembre el Padre Argemiro estuvo en San Isidro, donde se llevó a cabo el día 16 la jornada de la Campaña. “Lo primero fue una charla sobre la espiritualidad de Schoenstatt, aplicada a la vida cotidiana”, cuenta Rita Bueno, que no puede contener su entusiasmo con tan linda jornada. “¡Concreta, sencilla, breve y práctica! Luego de la charla, el almuerzo, “choripán”. y luego del almuerzo un Rosario meditado por Ana y Guillermo Echevarría. ¡Tocamos el cielo con las manos! Un mensaje claro y profundo nos dejaron los misterios luminosos. Y al terminar el Rosario la segunda charla del Padre Argemiro, donde nos habló de la pedagogía de Schoenstatt aplicada también a la vida, ¡espectacular!”

La jornada cerró con la Santa Misa en la que renovaron el compromiso misionero y coronaron a la 3ra. Auxiliar de San Isidro -que trajeron de Santa María el año pasado- como “Reina del Santo Rosario y la Adoración Eucarística”, coronación que fueron conquistando con horas de Adoración en el Santuario y las que viven más alejadas, en las parroquias, durante todo este año. Fue su propósito desde hace 3 años. Todo esto en compañía de las comunidades que a pesar del mal tiempo se acercaron al Santuario de San Isidro. Han vivido con gran emoción la entrada en la Capilla, porque el Santuario les quedó chico. “Ver a las Auxiliares de las distintas comunidades llegar todas juntas al altar… ¡nuestro Padre y Fundador debió estar feliz de vernos, porque nosotros si lo estábamos!”, dice con convicción Rita Bueno.

¡Fue un “día de cielo”! Risas, aplausos, lágrimas, oración, cantos, alegría, formación, lazos fraternos, vínculos que han quedado anudados para siempre. “Ella es la Gran Misionera, Ella obrará milagros”.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: