Rezo del Vía Lucis en colegios y parroquias de Belgrano

18.jpg

BUENOS AIRES, María Silvina Rocca. “Un poco de hondura y alcance de los sentimientos religiosos que le llenaban en la ordenación sacerdotal y los primeros días de su sacerdocio, se trasluce en los textos que escogió para las estampas de su primera misa. En la parte superior del anverso de la estampa leemos la oración: ¡Haz Dios mío, que todas las mentes se unan en la verdad y todos los corazones en el amor! En el margen inferior aparecen las siguientes invocaciones: “¡Corazón Divino de Jesús, en ti confío, y Dulce Corazón de María, sé mi salvación!”… Las jaculatorias mencionan a las personas que en la obra de la salvación están indisolublemente unidas en los planes de Dios: la palabra hecha carne y su bendita madre…y es imposible dudar que los textos mencionados fueron una especie de programa o lemas para su actividad sacerdotal….”.

Del libro “JOSÉ KENTENICH, UNA VIDA PARA LA IGLESIA”, Engelbert Monnerjahn.

Tomando como referencia el amor que el Padre Fundador sentía por esta devoción, el I4 de junio, el Movimiento a través de la Campaña del Rosario de la Virgen Peregrina de Schoenstatt de la diócesis de Buenos Aires, rezó el Vía Lucis junto a la comunidad del Colegio Nuestra Señora del Sagrado Corazón de la Comunidad de las Carmelitas de la Caridad. Estuvieron presentes en la capilla del colegio sus autoridades y alrededor de 320 adolescentes que, acompañados de guitarras cantos, alegría y emoción, se unieron bajo el rezo y meditación de este camino de luz, de gozo y de alegría de Cristo resucitado. Y el 15 de junio, día de la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús y previo al día del Inmaculado Corazón de María, el vía Lucis se rezó en el Santuario de Belgrano “Tabor de María”. Los testimonios de los presentes coincidieron en que este rezo es muy conmovedor, que llega hasta lo más profundo del corazón. Es el triunfo de la muerte sobre la vida. Muchos nos agradecieron haberlo rezado porque desconocían su existencia. Y pidieron volver a rezarlo más seguido.

¿Qué es el Vía Lucis?

Si el Vía Crucis busca acompañar a Jesús en el camino de su pasión, el Vía Lucis pretende despertar el asombro de la compañía de Cristo en esos 40 días que transcurren entre su resurrección y su vuelta al Padre a través del acontecimiento de la Ascensión.

El Vía Lucis es el camino de la luz, del gozo y la alegría vividos con Cristo y gracias a Cristo resucitado. “Que las gracias del Espíritu Santo se derramen entre nosotros para poder ser fieles testigos y arder como misioneros valientes y discípulos de Jesucristo para poder llevar su palabra hasta los confines del mundo. Nuestro patrimonio más valioso es la Fe en Dios Amor. Jesucristo os ama”, recordó Benedicto XVI en Aparecida, Brasil, el 13 de mayo de 2007.

25.jpg 34.jpg 43.jpg

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: