La Juventud Femenina de Buenos Aires asume la Campaña como apostolado

7b0523arg-globalizacion-del-amor000.jpg

BUENOS AIRES, Cristina White/ Lili Ambroggio. El 2 de mayo, la Juventud Femenina del Centro se encontró para un taller sobre la Campaña del Rosario, a cargo de Cristina White. El 9 de mayo – día de cumpleaños del Padre Esteban Uriburu – cuatro chicas recibieron la Peregrina, mientras que las que ya habían recibido una imagen en el año 2005 renovaron su compromiso misionero. Una de las chicas – Lili Ambroggio – comparte los motivos, anhelos y experiencias de la Juventud Femenina con la Campaña del Rosario.

La Campaña del Rosario es el vehículo más veloz de Schoenstatt; es llevarla a la Mater hacia fuera; es hacerla peregrinar hacia aquellos corazones que están alejados o que tienen su fe dormida. Es llevarles el santuario, es decir, transformar sus hogares en lugares de gracias mientras dure la visita de Ella, de la Mater.

El iniciador de esta Campaña fue Don Joao Pozzobon, quien en 1950 recibe de manos de la Hna. M Teresinha, en el Santuario de Santa María-Brasil, una imagen grande de la Mater con el fin de cuidar de su peregrinación por las familias. Al principio le dedica dos horas diarias a este apostolado; dos años más tarde pasa a dedicarle todo su tiempo desarrollando una gran tarea apostólica.

Es a esta tarea que estamos llamadas e invitadas: ser “burritas” de María tal como lo vivía y era el Ideal Personal de Don Joao. Ser verdaderos instrumentos de Dios y de María, porque no sólo somos sus discípulas sino que somos misioneras, y el rosario es sólo el arma popular para abrir esas puertas que están cerradas y acercarlas a Dios y María.

Este año nuestra Rama Femenina nos propone la Campaña del Rosario como apostolado que está en total consonancia con nuestro lema de vida 2007: “Con María, ser alma para el mundo”. Porque sin lugar a dudas es eso lo que seremos, ALMA para quienes la reciban, respiro, auxilio, ayuda, consuelo, alegría o tal vez compañía, pero que predispone al otro a un cambio y eso es lo que buscamos.

Ella elige a través de nosotras a quiénes quiere ir

Así es que durante este año se van a estar realizando talleres preparatorios de la Campaña del Rosario para luego poder recibir la imagen y comenzar este camino de amor.

El primer taller se realizó los primeros días de mayo. Amplia y claramente se trató de explicar el origen de la Campaña, las virtudes de su generador Don Joao Pozzobon, su vida y sobre todo la importancia de considerarnos instrumentos que llevan a María a esos corazones donde Ella quiere ir, a esos corazones que no tienen la posibilidad de visitarla en su Santuario por diversas razones y que la necesitan. Ella elige a través de nosotras a quienes quiere ir. Y a cambio sólo nos pide nuestro capital de gracias. Como decía Cristina White al dar el taller, “la Mater quiere una gran red de corazones, una globalización de amor”: a quienes llevo la imagen peregrina los agrego en mi oración y cada vez que rezo sigo pidiendo por todos esos corazones y sus intenciones, los incorporo a mi vida, los cultivo interiormente. En esto constituye esa gran red de amor.

Luego del taller, el 9 de mayo recibimos en misa nuestras imágenes peregrinas y otras chicas que ya eran misioneras renovaron su compromiso. Como experiencia, fue en verdad muy movilizadora, nos sentíamos muy emocionadas, era vernos realmente como instrumentos de Dios, dispuestas a uno de los desafíos más grandes: salir a la calle y dar fe de Él.

Que seamos miles llevando a María

Si bien nuestros caminos de discípulas-misioneras recién comienzan queremos invitar a todas a que seamos miles llevando a María, porque no hay puertas que se cierren cuando es Ella la que va adelante y no hay milagro que no se cumpla cuando es Ella la que intercede. Entonces no dejemos pasar la oportunidad de ser esos piecitos que la Mater necesita para llegar a los lugares que menos imaginamos.

Nosotras, que lo estamos empezando a vivir, te invitamos a que te sumes en los próximos talleres y recibas vos también tu imagen peregrina, no sólo porque somos útiles acercando a otros hermanos sino porque también nosotras nos enriquecemos y elevamos nuestros ideales cada vez más. Que nuestro vuelo sea el vuelo del águila que va en busca siempre de lo alto.

En nuestra misa, al recibir la Peregrina, rezamos una oración hecha por nosotras que expresa lo que cada una quiere ser al llevar adelante esta Campaña, y queremos que al compartirla, también esta oración pueda despertar lo mismo en algún otro corazón.

“Querida Mater:
Desde tu Santuario nos comprometemos a ser discípulas-misioneras para forjar tu Reino,
unidas al heroísmo y humildad de Don Joao Pozzobon, queremos ser alma para el mundo.
¡Somos tus instrumentos! Muéstranos el camino para llegar a los corazones que vos quieras conquistar.
Madre, tú eres la GRAN MISIONERA, obra en nosotras tu milagro de amor”.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: