Jornada de representantes de la Campaña del Rosario en la diócesis de Bahía Blanca

7b0530arg-jornada-dirigentes-bb001.jpg

BAHÍA BLANCA, Diana Zunini. Tradicionalmente, la jornada diocesana de representantes de la Campaña del Rosario se realizaba en Bahía Blanca, pero este año se hizo en un pequeño pueblo de dos mil habitantes: Saldungaray. Fue realmente hermoso: la pequeña comunidad se preocupó de que todo estuviera preparado, recibieron a los representantes con tortas y café caliente en un día muy frío, en un ambiente con calefacción y con mucha alegría. Eran alrededor de 65 representantes que se encontraron en esa pequeña localidad que está a 90 Km. de Bahía Blanca.

Llegaron representantes de Coronel Dorrego, Pigüé, Tornquist, Sierra de la Ventana, Carhué, Daireaux, Coronel Pringles, Punta Alta y Bahía Blanca. Comenzaron con el rezo del Ángelus en la Capilla María Auxiliadora y luego todos se reunieron en la escuela donde se desarrolló la Jornada. El Padre Adrián Martínez motivó a los dirigentes de la Campaña a asumir la tarea que les corresponde como laicos según el ejemplo de Don João.

El modelo de Don João

Reunidos en grupos los participantes compartieron experiencias, anécdotas de Don João, el iniciador y modelo de la Campaña, cómo él la condujo y cómo los presentes, iluminados por las palabras del P. Adrián asumían la propia realidad de ser dirigentes, vinculados al Santuario, cómo allí, en Alianza con Ella, aspiran a transformar sus vidas en servicio.

Mirándose en el espejo de Don João, buscaron algunas características del dirigente de la Campaña.

  1. Conoce a los suyos: tanto la tarea como la persona; los conoce con amor, con el corazón y conoce sus necesidades.
  2. Empatía: concentrarse en la persona, descubrir cómo está, dedicarle tiempo.
  3. Comprender: un paso más que atender, buscar las causas del comportamiento y aceptarlas. Nadie va a cambiar si no se siente aceptado.
  4. Servir y educar: satisfacer las reales necesidades del otro, no malcriar ni dar siempre el gusto.
  5. Ser creativo: desarrollar la imaginación, crear nuevos métodos.
  6. Ser profético: responde al tiempo, mira más allá, sabe dónde está y hacia dónde va.
  7. Fidelidad a la Alianza de Amor con la Madre y Reina: en virtud de esta Alianza es fiel en su entrega, hasta el heroísmo.

Así surgió de la puesta en común la responsabilidad por conocer y escuchar a los misioneros, descubrir cómo están, comprender a los más débiles y apoyarlos, ayudar sin atacar, acompañar la educación de los misioneros, ser creativos, buscar nuevos métodos para atraer a los jóvenes, llevar a Don João como modelo a otras ramas del Movimiento, pensar en el futuro de la Campaña, aferrarse a la Alianza de Amor, ser fiel y confiados en la fuerza de la Alianza, ofrecerse por el otro, ser audaces, desarrollar la Pastoral de las Ermitas y del Santuario, conocer más la vida de Don João para entender mejor su misión.

Como conclusión, recordaron que la vida de la Campaña se fundamenta en: vivir la Alianza de Amor, ser fieles a ella, y a la gracia del Santuario: la preocupación de los unos por los otros.

El propósito asumido por todos fue conocer más al iniciador de la Campaña, modelo de misionero y dirigente: Don João Luiz Pozzobon.

Testimonios de las comunidades

Luego del almuerzo llegó el momento de las comunidades, donde se compartieron las experiencias de los distintos grupos.

La comunidad de Pigüé presentó el trabajo que realizan en su Ermita y la colaboración en la Parroquia, especialmente en al organización del rezo del rosario. También propusieron la colocación de un Vía Crucis en el Santuario de Paso Mayor.

Por su parte la comunidad de la parroquia de los Santos Pedro y Pablo (Bahía Blanca), contó cómo se preparan durante el mes de mayo, que es cuando reciben a la Imagen Auxiliar, con talleres de reflexión para concluir el 31 de mayo con las 1000 Avemarías en adoración y en esa celebración, como cada año, le agregan un símbolo a la Corona de su grupo, el grupo: Azucena.

Los representantes de Carhué, durante el último año trabajaron el tema: Discípulos y misioneros de Jesucristo y presentaron talleres abiertos a la comunidad parroquial. Y recordaron. ¿Qué se nos pide? “Que nos atrevamos a ser discípulos y misioneros a los que por misericordia de Dios hayamos sido elegidos, aún sabiendo Dios lo que somos, nos quiso llamar para ser mensajeros de la Buena Noticia”. Esta realidad quiere ser asumida y renovada en forma original y consciente por la Alianza de Amor sellada con la Santísima Virgen en los Santuarios de Schoenstatt, en nuestro Santuario de la Madre y Reina del Pueblo.

Por su parte Mónica Alé de Ingeniero White, recordó por qué se había retirado la foto de Don João de la Ermita del Santuario, colocando en su lugar la oración por su canonización, para que cada vez que se llegue a ese lugar se la rece pidiendo gracias por su intercesión.

Mostró la imagen colocada sobre un tronco de un árbol del Santuario, con un rosario a sus pies y césped sacado de la tumba de Don João, con autorización de sus hijas Vilma y Ely, simbolizando que queremos seguir sus pasos y con la certeza que él continúa caminando junto a nosotros. Esta imagen visitó el último mes a enfermos terminales y va acompañada de una Novena de la Ermita de Don João.

La comunidad de Coronel Dorrego contó que el día 31 de mayo celebrarán el 15º aniversario de su Ermita. Invitaron a la fiesta que se realizará el domingo 3 de junio.

Todo concluyó con la Santa Misa concelebrada por los Padres Juan D’Amico y Adrián Martínez, en el templo de Nuestra Señora del Tránsito. Allí resonaban en los oídos de todos las palabras del Padre y Fundador en Paso Mayor: “la preocupación de los unos por los otros” y la respuesta de Don João “En sus horas difíciles, no ofrezcan su vida, sino ofrezcan la mía”.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: