Taller abierto sobre el Ideal Personal en San Isidro, Argentina

7b0575arg-ideal-personal01.jpg

SAN ISIDRO, Susana Chavero. “Están ante Ti, Señor, mi firmeza y mi debilidad. Conserva la primera y cura la segunda”, dice San Agustín. Tratando de acercarse a algunas respuestas a estos interrogantes, la Rama de Madres de San Isidro ofreció durante el mes de abril, en cuatro reuniones, un taller destinado a la búsqueda del Ideal Personal.

La propuesta consistió en bucear dentro de cada una a fin de descubrirse, conocerse más, aceptarse tal como se es y poner en marcha, bajo la protección de María, el camino de “auto educación” para así manifestar mejor la propia originalidad y la misión que Dios pensó al crear a cada ser humano con tales cualidades. Reconociendo también las imperfecciones o defectos, tarea nada sencilla, ya que ellas son parte de la identidad, y hay que descubrirlas y aceptarlas para que puedan empezar a jugar a favor en el camino de la santificación diaria.

Huellas digitales de Dios

“Dios, pronunciando nuestro nombre mucho antes de que nuestros padres lo hicieran por vez primera, nos llamó de la nada al Ser: ‘Antes de haberte formado en el seno materno, te conocía, y antes de que nacieses te tenía consagrado’ (Jr 1,5). Existimos sencillamente porque Alguien nos quiso y continúa sosteniéndonos en el ser; porque Alguien nos ha amado gratuitamente tal como somos y para siempre”, se escuchó y meditó en estos encuentros.

“Por este motivo cada hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, lleva impresas en su alma, por así decir, las “huellas digitales” de Dios. En este amor personal de Dios al hombre reside la grandeza y la dignidad más profunda de cada ser humano.

De este diálogo íntimo de amor entre Dios y el hombre se desprende la realización del hombre que alcanzará la verdadera felicidad, en la medida en que cumpla el fin para el que fue pensado desde toda la eternidad”.

Participaron veintitrés mujeres – y una beba de 2 meses que dormía en el momento de las fotos – que, haciéndose eco de la invitación se animaron a escuchar la voz del Padre que les dice: ¡Eres la única oportunidad que tiene el mundo de contar con alguien como tú!

El primer día hicieron un trabajo manual, que consistió en armar ellas mismas una tarjeta con la imagen de la Mater y decorarla a gusto con flores secas, cintas, hojitas, trabajo que condujo Liliana Picasso (la parte artística del grupo) quien además canta y toca la guitarra mientras se trabaja. Esta labor tuvo como objeto romper la rigidez con la que se llega al grupo cuando las personas no se conocen y permite que cada una se muestre con sus propias elecciones. ¡Resultaron así bellísimas tarjetas y todas diferentes!

El último día trajeron las tarjetas ya hechas, escribieron en ellas sus ideales personales ya formulados y le agregaron el símbolo con el cual se identifican.

En la Sta. Misa del 16 de mayo con la que finalizó el retiro predicado por el P. Alberto Eronti estas madres recibieron una bendición especial como broche de oro a la labor nada fácil de descubrir las luces y las sombras en el propio ser.

A cada persona le compete manifestar la riqueza infinita de la creación desarrollando lo que de distinto le entregó el Padre Dios, quien a través de esa singularidad elige manifestar Su propia gloria.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: