Mil Avemarías en Villa La Angostura – Crece la Campaña del Rosario

7b0334arg-villa-la-angostura01.jpg

 

ARGENTINA, Clara Bianco. Escribo porque prometí contar las maravillas que la Virgen realice y ya han comenzado. El 25 de marzo por la tarde en una capillita de la Virgen Niña se realizaron por primera vez en Villa La Angostura las Mil Ave Marías. Dado que era el día que se recuerda a los niños por nacer, y además que justo en esta semana los gobernantes estuvieron por aprobar la ley del aborto, entusiasmé a gente de la parroquia y rezamos esa tarde a la Mater pidiendo por todos esos niños que todavía no han nacido y por las madres que se encuentran en situación difícil.

Si bien la organización corrió por cuenta de la parroquia, la idea la dimos desde la Campaña, como servicio desinteresado a la vida de la iglesia, siguiendo el ejemplo de Don Joao. ¡No hay duda de que Ella es la Gran Misionera! Ya comenzó con sus “cosillas”.

A la señora a quien le hablé de las Mil Avemarías le entregué una copia de un afiche que tenía, de unos que habíamos hecho en San Martín de los Andes, con una breve explicación y el modelo de la grilla para que todos aquellos que querían unirse se anotaran. Le dije a esta señora que se acostumbraba coronarla a la Mater al finalizar con una corona de rosas, y me ofrecí a traerlas, cosa que aceptó de inmediato.

Después que aceptaron la propuesta, me puse a buscar mi peregrina – la primera y única por ahora que visita, desde enero, a las familias de Villa La Angostura – para llevarla, pero no la pude encontrar .Ya era sábado y la cita era el domingo. Un poco decepcionada por no poder llevarla, me dije: Bueno, Clara, será la próxima vez. Pero la Virgen tenia otros planes…

Voy a ir contando cronológicamente.

Ella va abriendo los caminos y conquistando los corazones

Las Mil Avemarías se iniciaban a las 3 de la tarde. Las empezar la señora Marisa, a quien le di la idea, y yo me comprometí a ir a las 4 hs. porque antes me era imposible.

Cuando llegué a las 4 había cinco señoras rezando en la capilla, y cual fue mi enorme sorpresa al ver sobre una mesita a ella, la peregrina. Yo la miraba pero me daba cuenta de que no era la de acá ya que el marco era mucho más oscuro y más pequeño. Como todos estaban rezando no podía preguntar quién la había traído.

Entonces me dije: Al final de la oración vamos a quedar pocas personas y ahí podré descubrir de quién es la peregrina. Por lo tanto me quedé hasta el final. Así fue que cuando concluimos, coronamos a la Mater con las rosas de mi jardín. Y le pregunté a Marisa de quién era la peregrina. Me respondió que era de una amiga de ella, a la que se la había pedido para esta ocasión.

En conclusión, la imagen es de la ciudad de Neuquén (capital de nuestra provincia) y aparentemente la misionera hace tiempo que tiene la imagen pero en este momento no está peregrinando. Ahí nomás le ofrecí a Marisa explicarle cómo es el funcionamiento de la Campaña para que pueda empezar a visitar otras 10 o 12 familias. Esta señora está en la parroquia, es la que arregla las flores y ayuda en el diario movimiento parroquial. ¡Un hallazgo! Así que ya, en Villa La Angostura, ¡habrá 2 peregrinas!

Ella solita, sin ayuda de nadie, va abriendo los caminos y conquistando los corazones Prometí contar de las maravillas que la Mater va obrando en nuestra ciudad. Esta es otra de ellas.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: