Un Rosario Iluminado, Corona al Santísimo Sacramento

BELÉN DE ESCOBAR, Norma Bengochea. El 12 de diciembre, día de la Virgen de Guadalupe, en la Co-Catedral Natividad del Señor de Belén de Escobar, los misioneros de la Virgen Peregrina de Schoenstatt se reunieron para ofrecer un Rosario Iluminado como corona al Santísimo Sacramento.

En un clima de alegre silencio, el Padre Nicolás expuso el Santísimo y comenzaron los cantos, reflexiones y alabanzas.

Ante cada misterio rezado se sentía más fuerte la presencia de Jesús uniendo los corazones de quienes estaban allí presentes. A medida que se iban encendiendo las velitas rojas y rezando cada Avemaría, también iba aumentando el clima de recogimiento y paz.

En la Misa, luego del rosario iluminado, un grupo de misioneros renovó su compromiso, a los que el Padre Nicolás les dio la bendición haciendo que se acercaran al altar. Les envió a llevar la imagen de la Mater y la palabra de Cristo con acertadas y cálidas palabras.

“Al concluir la ceremonia la gente emocionada les agradecía el momento vivido”, comparte una misionera, “y aún hoy encuentro personas que me dicen que fue una fiesta para el alma. Pienso que Don Joao, desde el cielo en el día de su cumpleaños, habrá sonreído feliz”.

Fuente: http://www.schoenstatt.de

About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 192 seguidores

%d personas les gusta esto: